domingo 01 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Regulaciones en Colombia, algo que debe cambiar

3G Americas, una asociación de la industria inalámbrica  que representa a la familia de tecnologías GSM, LTE inclusive, anunció  que  se  ha  alcanzado  una marca histórica para la industria inalámbrica  en  diciembre  de  2008,  con  4  mil millones de conexiones a dispositivos  móviles en todo el mundo.

Esta estimación de Informa Telecoms & Media  representa  el  60%  de  la población total de todo el mundo a la fecha.  Millones de personas están experimentando conectividad con el mundo por  primera  vez a través del wireless, lo que llevará a un gran cambio en sus destinos económicos, sociales y políticos para siempre.

'La  región de América  Latina y el Caribe continúa exhibiendo un crecimiento constante de la cantidad de consumidores, con un aumento del 16% respecto del año anterior y cifras de suscriptores que se espera alcanzarán más de 440 millones, lo que equivale a una tasa de penetración del 76%,' observó Marisol  Gómez,  analista  regional para las Américas en Informa Telecoms & Media.

'El  mercado  de la región que exhibió el mayor número de adiciones netas durante el año fue Brasil, (19 millones), lo que no sorprende, si bien en términos de crecimiento anual observamos que Perú ha sido un mercado de crecimiento particularmente rápido, con 4.6 millones de adiciones netas, lo que representa un crecimiento de la cantidad anual de suscriptores del 33%' agregó Gómez.

Frente  a muchos mercados emergentes que están alcanzando un nivel superior de  comunicación, la tecnología inalámbrica continúa su rápido avance hacia las  redes móviles de la próxima  generación. Actualmente,  más de 100 operadores  de  todo  el mundo, entre ellos la mayoría de los líderes de la industria,  anunciaron  sus expectativas de migrar redes a LTE a partir del año 2010.

LTE es el siguiente eslabón evolutivo para la tecnología móvil de banda  ancha,  y  utiliza  tecnología  basada  en  OFDM  y  una red central totalmente  basada  en  IP,  lo  que  permite  una  experiencia de Internet optimizada desde dispositivos móviles.

'Las  tecnologías  de  tercera  generación  continúan  evolucionando  y  el operador  GSM  hoy  tiene un camino claro hacia LTE,' afirmó Chris Pearson, Presidente Ejecutivo de 3G Americas. 'Además de la evolución a LTE de parte de  los  operadores  GSM,  LTE  está  comprobando ser también la tecnología elegida por los operadores de CDMA.'

El  número  de  usuarios  móviles  con servicios de 3G continúa en aumento.

Informa  estima  que  hay  cerca de 415 millones de suscripciones a 3G a la fecha,  con  un 77% de participación del mercado de 3G en redes UMTS/HSPA o 320  millones  de conexiones, y los restantes 95 millones en CDMA EV-DO. El número  de  redes  UMTS/HSPA  comerciales  ha aumentado a 258 en más de 100 países,  entre  los  que  se  encuentran 41 redes en 20 países de la región América Latina y el Caribe.

'HSPA  y  HSPA+  competirán  con  todas  y  cada  una  de  las  tecnologías inalámbricas  móviles  disponibles  hoy  y  en el futuro cercano,' concluyó Pearson. 'De hecho, recientes lanzamientos comerciales de HSPA+, tales como el  de  Telstra en Australia, están informando velocidades teóricas máximas en el downlink de 21.6 Mbps. La 3G es más que capaz de entregar el ancho de banda que los clientes  necesitan hoy, y la tecnología LTE emergente nos brinda un claro camino evolutivo para el futuro.'

Anchos de Banda inalámbricos en Colombia

A pesar del crecimiento observado en las comunicaciones móviles a nivel de Latinoamérica, en Colombia la regulación y la asignación de los anchos de banda y espectros de frecuencia debe ser replanteada si se quiere que nuestro país sobresalga como lo hizo Brasil en el 2008, como líder en el crecimiento y desarrollo de tecnologías inalámbricas.

De acuerdo con un estudio preparado por la consultora Arthur D. Little (ADL), actualmente en Latinoamérica, los límites de espectro por operador móvil son muy restrictivos y terminarán por afectar el crecimiento según han venido observando los servicios de banda ancha en la región.

En este reporte preparado para la Asociación GSM, que representa a la industria móvil a nivel global,  sostiene que, debido al enorme crecimiento de la industria en los últimos diez años y las proyecciones futuras, el espectro radioeléctrico disponible por operador móvil es insuficiente.

Regulaciones nacionales rígidas fijando límites de espectro ('Spectrum Caps') limitan considerablemente la capacidad de los operadores para proveer banda ancha que permitirían a millones de personas acceder a Internet a través de computadores personales y otros terminales en áreas donde no hay disponible servicios como ADSL o cable-módem.

Los límites de espectro en Latinoamérica son los más restrictivos de todo el mundo. Por ejemplo, en Colombia se permite un máximo de 40MHz por operador; en Argentina 50MHz; en Chile 60MHz; en México 65MHz; y en Brasil 80MHz.

El total disponible para todos los operadores nacionales en esos países es menor a 200MHz, en tanto que la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT) estima que, para 2010, la industria móvil necesitará alrededor de 840MHz por país para acomodar la creciente demanda de servicios de banda ancha, entonces es la hora de que los reguladores cambien esto. Por el contrario, en los Estados Unidos, Canadá y los países de la Unión Europea no se utilizan más regulaciones como rígidos límites de espectro.

En los Estados Unidos, AT&T Mobility tiene un promedio de 96MHz, Verizon Wireless 90MHz y T-Mobile USA 75MHz.  En el mismo sentido, el promedio de la UE por operador es de 92.6MHz.  En Norteamérica y Europa, la mayoría de los países han asignado más de 300MHz de su espectro para el uso comercial de los operadores móviles.

'Si la banda ancha móvil va a ser el vehículo para conectar a los sectores marginados en América Latina, la regulación sobre límites de espectro tendrá que ser revisada y un nuevo espectro debería ofrecerse a las empresas móviles de la región', señaló Ricardo Tavares, Vicepresidente Sénior de Políticas Públicas de la Asociación GSM.

'En momentos en que la economía global está en crisis, una mayor disponibilidad de servicios de banda ancha sirve como herramienta de ayuda para que los individuos y las pequeñas empresas se vuelvan más eficientes y productivas y sostengan el crecimiento económico y la generación de empleo', agregó.

Las nuevas bandas disponibles en América Latina para la expansión de la banda ancha móvil  comprenden la banda AWS (Advanced Wireless Services, por sus siglas en Inglés) en 1.7-2.1GHz; la banda de extensión de 2.6GHz; y la banda de 700MHz conocida como el 'dividendo digital', que dejará espacio vacante a partir de la digitalización de la TV.

Según Marcelo Presidente de GSMA Latinoamérica: 'Los límites de espectro  fueron creados en los años 90 para promover competencia cuando el mercado recién estaba naciendo. Hoy, la mayoría de los países han eliminado estas regulaciones ya que los mercados se han desarrollado y vuelto más competitivos. Además, el uso y las proyecciones de demanda de espectro para las tecnologías de banda ancha móvil como HSPA y LTE crecieron significativamente'.

El estudio de concluye que la mayoría de los países han cambiado su enfoque respecto del uso de límites de espectro para regular la competencia.

La visión regulatoria predominante en la actualidad es apoyarse mas en las leyes generales antimonopolios ya que restricciones específicas muy rígidas pueden quedar desactualizadas y afectar el dinamismo de la industria, el cual termina por retrasar el despliegue de nuevas tecnologías que permitirían crecer en penetración de banda ancha de manera más eficiente y reducir lo que se conoce como la 'brecha digital'.

El estudio puede obtenerse en el Sitio Web de la GSM Association: <www.gsmworld.com/spectrumcaps> 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad