domingo 17 de enero de 2010 - 10:00 AM

Si el verano es fuerte, la falta de arroz se sentirá en agosto

En muchas zonas de Colombia el consumo de arroz es el pan de cada día, principalmente, en los sectores de menores recursos económicos.

Es un producto más que básico de la canasta familiar.

De ahí, la gran preocupación que se cierne sobre ese sector, el cual sería afectado de manera considerable en el primer semestre de 2010 por el Fenómeno del Niño, que al parecer prolongará su manifestación de periodos secos, es decir, tiempo veraniego.

Estadísticas de la  Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, dan cuenta que Colombia es uno de los mayores consumidores de arroz en el continente, con un consumo per cápita de 45,3 kilos anuales.

Para atender esa demanda se necesitan inventarios de 200 mil toneladas de arroz paddy, es decir, con cáscara.

Cosecha anterior


De acuerdo con Rafael Hernández Lozano, gerente de la Federación Nacional de Arroceros, Fedearroz, hasta la fecha y por lo menos en los primeros 6 meses de 2010, no habrá escasez del producto.

'La alta producción del segundo semestre de 2009 nos dejó en bodegas 600 mil toneladas; a las cuales tenemos que sumarles, aproximadamente, unas 300 mil toneladas que se pueden obtener de la cosecha de traviesa que se está recolectando en el país', agregó.

Hernández Lozano dijo que 'debido al intenso verano que se está dando y al aumento de la temperatura en 4 grados centígrados en las zonas de arroceras, se han tenido mermas en producción que pueden llegar al 20%. Es decir, si la media nacional de producción es de 6,5 toneladas por hectárea, ésta se caerá en 1,3 toneladas por hectárea'.

Hay afectadas

Según el directivo, se tienen sembradas aproximadamente 170 mil hectáreas en este momento, de las cuales 70 mil hectáreas, que están plantadas en el ombligo arrocero del país (Tolima), son las más afectadas por la incidencia del Niño.

'Han aparecido plagas y enfermedades, que se han potenciado amparadas en ese brusco cambio climático; además, el nivel de agua de los distritos de riego ha bajado considerablemente, lo que conlleva a una menor disponibilidad del líquido', sostuvo.

Al año en el país se están plantando 460 mil hectáreas, que     con la media de producción (6,5 toneladas) darán cerca de 2 millones 900 mil toneladas, área que ha garantizado la demanda interna de arroz, pues se tienen excedentes que pueden estar por las 500 mil toneladas, tal y como aconteció en 2009.

Esos excedentes no se tendrán al finalizar el 2010, los cuales serían las mermas producto del Fenómeno del Niño.

¿Áreas bajarán?

Los problemas con el arroz en el país comenzarán con el verano (temporada seca) que se está viviendo.

Hernández Lozano dijo que como es muy fuerte conllevará a dos situaciones: una merma sustancial de las áreas, pues los campesinos no arriesgarán su cosecha ante la incertidumbre del clima y un retraso sustancial en las fechas de siembra, que deben darse entre marzo y abril para los Llanos Orientales y hasta mayo en el Tolima.

'En este momento los arroceros del país estarían en planificación y preparación de tierras; sin embargo, los pronósticos del Ideam que hoy día son más acertados por su alta tecnología, los tienen en una verdadera incertidumbre', agregó.

Para el directivo del gremio arrocero, en este momento el sector está expectante pero todo cambiaría con las primeras lluvias que se esperan en los primeros días de abril.

¿Y el contrabando?


Frente al contrabando, que introdujo al mercado en 2009 200 mil toneladas de arroz paddy procedentes de Venezuela, Hernández Lozano dijo que en 'este momento no tenemos reportes de entradas de arroz'.

Y para 2010 hay dos factores a tener en cuenta. Ecuador bajó sus áreas de siembra y en Venezuela, no se tienen inventarios del producto, es deficitario.

'Es más, en el mundo hay menos producción de alimentos', agregó.

Sin embargo, la devaluación de la moneda venezolana les quita la tranquilidad. 'Venezuela tiene que importar grandes cantidades de arroz, hasta ahí, perfecto. Pero la devaluación hace más atractivo que ese producto se meta de contrabando a otro país a través de la triangulación. Sin lugar a dudas, ese país se llama Colombia', sostuvo el vocero del gremio arrocero.

Refinanciación


Hernández Lozano dijo que en 2009 un buen número de arroceros tuvo grandes pérdidas por la aparición de plagas y enfermedades. Ese problema se vivió con más fuerza en Tolima, en el primer semestre de 2009.

'Le vamos a solicitar al Gobierno que meta a esos arroceros en el Plan Nacional de Reactivación Agropecuaria, Pran, administrado por Finagro, para una refinanciación de deudas a largo plazo, con el fin de que sigan produciendo uno de los productos básicos de la canasta familiar y que ayuda a garantizar la seguridad alimentaria del país', sostuvo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad