viernes 06 de febrero de 2009 - 2:58 AM

Sigifredo López hace un llamado al amor, el perdón y la reconciliación

Llegar hasta la tarima de la plazoleta de San Francisco en la ciudad de Cali, le costó trabajo a Sigifredo López, pues un remolino de personas lo esperaban para saludarlo, verlo y escuchar sus primeras declaraciones.


"Dios es el que me permite echar el cuento. Han sido muchas las dificultades. El terrible asesinato de mis compañeros que es una huella en el alma que el pueblo colombiano jamás deberá olvidar", dijo López a los asistentes.

"Yo quiero pedirle al pueblo del Valle del Cauca que a pesar de todo el dolor y el sufrimiento que la guerra y el conflicto nos han causado, no podemos seguir enviando un mensaje de odio", agregó el diputado.

"Mis compañeros nunca debieron ser asesinados como fueron asesinados por las Farc", señaló.

Una historia que ha marcado su vida

Sigifredo López le contó a todos los que lo escuchaban que conoció a los asesinos de su padre y tuvo odio por ellos. "A mi abuelo también lo asesinaron en la época de la violencia. Ahora he sido secuestrado y me ha tocado. Mi sufrimiento vale un carajo, lo que significa es la masacre de los diputados del Valle".
 
Durante su discurso, López restó que no se puede descuidar la democracia, que es el diálogo para contribuir a las soluciones. "Los campesinos de mi pueblo dicen 'que la palabra la hizo Dios para que los hombres entendieran'. Yo sé que hay personas que han hecho de la guerra un negocios, yo sé que hay personas que creen equivocadamente que la violencia puede conducir a la paz, que pueden seguir matando a la sociedad por la que deciden luchar", agregó.

La libertad, un esfuerzo de todos

También dio gracias durante su intervención a todas las personas que han luchado por traer a la libertad a los secuestrados. "Mi libertad hoy es el esfuerzo de mucha gente. Jamás compartiré la lucha armada". 

"Sólo hay una oportunidad de traer con vida a los militares que están amarrados a un árbol. Hay que exigir el intercambio humanitario", complementó.

Los recuerdos que quedaron en la selva

Muchos recuerdos de todos los diputados se quedaron en la selva. Las Farc no les permitieron a los liberados regresar con pruebas para las familias.

"Escribí cuentos para mis hijos y no me los dejaron sacar, así como un ensayo sobre mis compañeros que perdieron la vida. El comandante dijo que estaban autorizados, ojalá algún día los mande".

El futuro de los que quedan en cautiverio

Una de las revelaciones más importantes hechas por Sigifredo López despertó nuevas preocupaciones a los familiares que aún esperan a sus familiares secuestrados. "Los guerrilleros de las Farc tienen orden de asesinar a los secuestrados apenas escuchen un helicóptero o una bala. No podemos permitir que eso suceda".

También calificó a los soldados de Colombia como héroes y necesitan hechos concretos que los devuelvan a la vida. "Necesitan vivir en libertad como yo hoy", expresó. 

"Traigo una propuesta clara, pero quiero invitarlos a que en las próximas marchas lo hagamos exigiendo la libertad ya. Esto no es un show, como muchos lo han dicho, es un conflicto que tiene 55 años, el caso de mi familia es uno de los miles que han vivido las familias colombianas", concluyó.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad