viernes 05 de junio de 2009 - 2:02 AM

Sin esperanzas de sobrevivientes, recogen primeros restos del Air France

Los primeros restos del avión de Air France desaparecido en el que viajaban 228 personas fueron recogidos esta mañana en el Atlántico, y la compañía aérea indicó a los familiares que ya "no hay esperanzas" de encontrar sobrevivientes.

El primer fragmento de la nave recuperado por la Marina de Brasil fue un soporte del área de cargas del aparato, informó el Comando de la Aeronáutica brasileña.

Búsqueda de restos del Air France

De acuerdo con las informaciones, un helicóptero Lynx despegó de la fragata "Constituçao" y recuperó la pieza, conocida como "pallet", además de dos boyas que fueron trasladadas a bordo y posteriormente serán transportadas a la isla de Fernando de Noronha, base de las operaciones, y de allí a la ciudad de Recife, ambas en el nordeste de Brasil.

Luego de una jornada en la que la prioridad para los operativos de rescate fue buscar cuerpos y eventuales sobrevivientes, la tarea de recoger los restos del aparato comenzó en la madrugada.

"Ayer (miércoles) la preocupación era encontrar los cuerpos, hoy podemos colocar los dos trabajos al mismo nivel de interés", explicó en Recife un vocero de la Fuerza Aérea Brasileña, el brigadier Ramon Borges Cardoso.

De cualquier forma, "en caso de que sean encontrados cuerpos de víctimas, toda la tarea de recoger restos materiales del avión se interrumpe de inmediato y se dará prioridad absoluta al traslado de esos cuerpos a tierra firme", dijo.

"Los restos del avión irán para Francia" para el trabajo de los investigadores, precisó Borges Cardoso.

Unas 150 personas están participando en los operativos en las ciudades nordestinas de Recife, Natal y Fernando de Noronha.

El portavoz señaló asimismo que si hubiese sobrevivientes del avión que cayó en el Atlántico, estarían próximos a los restos de la aeronave hallados.

Sin embargo, las esperanzas de encontrar a alguien con vida se desvanecen.

Altos funcionarios de Air France dijeron a familiares en Francia que "no hay esperanzas" de encontrar sobrevivientes, informó un grupo de ayuda a las víctimas.

El director general de Air France, Pierre-Henri Gourgeon, y el presidente de la aerolínea, Jean-Cyril Spinetta, se reunieron ayer con familiares y les dijeron que "no hay esperanzas de que haya sobrevivientes", señaló el portavoz del grupo, Guillaume Denoix de Saint-Marc.

Hoy, las condiciones meteorológicas en el área de búsqueda eran buenas, informó la Fuerza Aérea Brasileña, cuyos helicópteros y aviones despegan a buen ritmo de la isla mayor del archipiélago Fernando de Noronha, a 350 km de la costa Atlántica brasileña, constataron periodistas de la AFP.

Allí siguen llegando materiales en aviones de carga, entre ellos, bolsas para cadáveres, reportó un fotógrafo de AFP en el lugar.

Mientras tanto, en Rio de Janeiro, tuvo lugar una ceremonia ecuménica en honor a las víctimas, a la que asistió el canciller francés Bernard Kouchner.

El acto comenzó con los himnos francés y brasileño, y un minuto de silencio para recordar a los ocupantes del vuelo AF 447. Líderes espirituales de varios credos dieron su mensaje a las familias.

La ceremonia replica la realizada el miércoles en París con la presencia del presidente francés Nicolas Sarkozy.

"París-Rio-París es normalmente un camino de alegría. Los franceses y los brasileños se quieren, se conocen y tienen una visión común de la sociedad. Vine a decirles que estamos sufriendo", dijo Kouchner durante la ceremonia.

El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, transmitió un mensaje de solidaridad del presidente brasileño Luis Inacio Lula da Silva.

Los motivos de la tragedia en tanto siguen envueltos en misterio, y las explicaciones sobre probables causas se multiplican en la prensa, sin que existan aún informes oficiales al respecto, toda vez que las cajas negras que registran los datos de vuelo aún no han sido encontradas.

Hasta el momento sólo se conoce que la última comunicación del aparato con tierra fue a las 02H14 GMT del lunes tras haber despegado de Rio de Janeiro el domingo por la tarde, y que la zona en donde desapareció es de fuerte inestabilidad climática.

El ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim, avanzó ayer una primera hipótesis, apenas para descartar una explosión, tras descubrirse una mancha de carburante de 20 km en el Atlántico.

"La hipótesis es que la presencia de aceite o combustibles significa que es improbable que haya habido fuego o explosión", afirmó. "Pero es sólo una hipótesis", insistió.

Las búsquedas ya abarcaron casi 180.000 km2 en el océano, según datos oficiales brasileños.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad