domingo 02 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

Tecnología sobre ruedas

Dejando a un lado la especulación sobre los autos voladores y los sistemas de navegación aérea, está claro que el futuro de los automóviles es convertirse en dispositivos inteligentes e interconectados con los demás vehículos y los dispositivos modernos de video y comunicaciones.

Conexión a Internet, sistemas de navegación con GPS, llaves inteligentes, redes de atención de emergencias; todo esto forma parte del futuro inmediato de las carreteras.

Punto de acceso motorizado

Las redes Wi-Fi permiten conectarse a Internet desde todo tipo de dispositivos portátiles.

Teléfonos Inteligentes, iTouch, computadores portátiles. Incluso una consola de juegos como el Nintendo DS o el PSP (PlayStation Portable) de Sony, o una cámara digital para enviar fotos a Facebook o Flickr.

Ahora, un dispositivo llamado Autonet Mobile permitirá convertir un auto en un punto de acceso Wi-Fi.

El aparato puede conectarse directamente a la red eléctrica del carro, o al conector de 12 voltios normalmente usado para encender cigarrillos.

Aunque la conexión no es tan rápida como una de fibra óptica, sí sirve perfectamente para navegar con libertad.

Los paquetes ofrecidos por Autonet son de 1 GB o 5 GB al mes.
Estas cifras representan la cantidad de datos que pueden ‘transferirse’ a través de la Red.

Con 1 GB podrían verse aproximadamente 350 mil e-mails, unas 4 mil páginas de Internet o 20 mil fotos, o podrían descargarse 240 canciones de 3 minutos de duración, con buena calidad (4 MB cada una).

El único inconveniente es que Autonet sólo cubre parte de los Estados Unidos y Canadá, así que habrá que esperar a que otros proveedores ofrezcan Internet por medio de redes 2G o 3G en nuestro país para usar este dispositivo.

Fuerte y claro

Llevar un celular en la mano mientras se está manejando puede resultar en una multa en más de la mitad del mundo, incluyendo nuestro país. Es por esto que muchos están utilizando sistemas ‘manos libres’.

Algunos de estos aparatos aprovechan la tecnología Bluetooth para evitar el uso de cables incómodos, y peligrosos cuando se mezclan con un volante o la palanca de cambios.

Pero el ‘Motopure H5’ va más allá. Se trata de un audífono único (el otro oído queda libre y alerta a los sonidos del ambiente) que, curiosamente, trae dos micrófonos integrados.

Mientras uno funciona como receptor de voz, el otro mide el nivel de ruido en el ambiente, y lo bloquea antes de enviar la señal de audio a la persona con quien se está hablando.

El dispositivo también mejora la calidad del sonido recibido, y puede sincronizarse con hasta dos teléfonos celulares al mismo tiempo.

Seguridad en las carreteras


Muchos, sin embargo, creen que quienes están tras el volante deberían abstenerse de hablar por celular.

Para evitar tentaciones, la empresa Aegis Mobility ofrece su sistema ‘DriveAssist’, que inhabilita las llamadas y mensajes de texto cuando el teléfono está moviéndose a la velocidad de un automóvil.

En caso de ir en un bus o no estar manejando, el usuario puede reactivarlas.

Ford Motors, por su parte, diseñó ‘Ford Sync’ en conjunto con Microsoft, un sistema para controlar dispositivos de música o de telefonía por medio de la voz.
También hay quienes opinan que la misma tecnología que distrae a los conductores y causa accidentes puede usarse para reducir el riesgo en las carreteras.

Un sistema de navegación que no sea engorroso ni exija al usuario quitar las manos del volante podría ayudarlo a prevenir un desastre, o a salir de un atolladero.

Incluso podría encontrar rápidamente una ambulancia, una patrulla de policía, o una estación de servicios mecánicos. La tecnología para esto ya está disponible, es cuestión de crear una red de datos en cada país o región y un sistema que las coordine.

Una pantalla de televisión fuera del alcance del conductor, por otra parte, puede servir para mantener a los pasajeros controlados, especialmente si se trata de niños pequeños.

Retrovisor inalámbrico

El grupo estadounidense ‘Kids and Cars’ (Autos y Niños) estima que, en promedio, dos menores de ese país pierden la vida cada semana en accidentes de autos que están andando en reversa.

Hasta ahora, los equivalentes digitales del espejo retrovisor han sido sistemas de video de muy alto costo. Pero esto no podía durar mucho en un mundo donde las cámaras Web cuestan poco dinero y la tecnología inalámbrica está volviéndose la regla general.

El sistema Audiobox, por ejemplo, consta de una cámara fácil de instalar que puede asirse a la placa trasera del automóvil, y una pantalla plana receptora.
La cámara enviará la imagen que captura, mediante una señal de radio de 2,4 Gigahertz, a la pantalla dentro del carro, permitiendo ver en todo momento lo que se encuentra detrás, y evitando incidentes lamentables. Todo por apenas $130 dólares.

Tecnología desaprovechada

La compañía Nissan Motors se aburrió de esperar a que los fabricantes de celulares y otros dispositivos portátiles aprovecharan la tecnología de ‘Llave Inteligente’ con la que vienen equipados sus vehículos desde el año 2002. Más de 950,000 unidades cuentan con este sistema.

Es por esto que se aliaron con la empresa japonesa ‘NTT DoCoMo’ y con Sharp Corporation para lanzar al mercado un teléfono móvil que es, al mismo tiempo, una especie de control remoto para el auto.

El teléfono por fin aprovechará la comunicación inalámbrica de doble vía que el sistema ‘Nissan Intelligent Key’ habilita para comunicarse con el carro, haciendo posible poner o quitar los seguros, abrir las puertas e incluso encender el motor a distancia.

La muestra oficial del producto fue hecha el 30 de Setiembre de este año en la exhibición CEATEC, y se espera que esté a la venta a principios del 2009.

Chequeo digital

Los dispositivos electrónicos no pueden hacer el trabajo de un mecánico, pero quizá puedan evitarle una preocupación innecesaria.

‘SmartScan’, de Black&Decker, es una herramienta de diagnóstico fácil de usar, que se aprovecha de una corriente de datos que todos los automóviles entregan a través del puerto OBD-II.

Estos datos, incomprensibles para una persona normal, son un reflejo del estado del vehículo y de su motor.

SmartScan se encarga de traducirlos a un lenguaje sencillo,  de suerte que, en el peor de los casos, una rápida revisión del manual que viene con el dispositivo aclarará cualquier duda.

Además da una señal de alerta cuando es necesario ir al mecánico.

Amarilla cuando la visita debe ocurrir en la próxima semana, y roja cuando se trata una emergencia.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad