domingo 08 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Treinta mil personas, aisladas por lluvias

Unas 30.000 personas se hallaban aisladas en la región del Caribe sur costarricense, a causa del desbordamiento de ríos que virtualmente borraron las carreteras, informó ayer la Comisión Nacional de Emergencias que declaró 'alerta máxima' para esta zona.

Las fuertes lluvias que caen en la costa caribeña costarricense produjeron el desbordamiento del río Sixaola, que cubrió las carreteras y provocó daños en varios puentes, dejando aisladas a numerosas comunidades, en las que habitan unas 30.000 personas, según estimaciones oficiales.

Vecinos de estas localidades que han logrado salir a puerto Limón u otros centros poblacionales, afirmaron a medios de comunicación que hay sitios a los que sólo se puede llegar en panga y que numerosas familias necesitan ayuda.

Mientras tanto, las autoridades locales no ocultaron su preocupación por los daños que han sufrido las plantaciones de banano que constituyen la principal actividad económica de la zona.

'La gente vive de la venta del plátano, muchas plantaciones están destruidas y otras, en la Alta Talamanca, no las pueden sacar. Si no venden el plátano no tienen comida. Esto es grave', declaró al diario La Nación el alcalde de Salamanca, Rugeli Morales.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad