domingo 11 de abril de 2010 - 10:00 AM

Una semana de anuncios

Una compañía famosa por jugar bajo sus propias reglas se ha convertido en la empresa que más fácilmente cambia las pautas del sector tecnológico.

Además de promover el uso de estándares como HTML 5 a través de estrategias tan poco sutiles como no dar soporte a las aplicaciones de Flash en sus dispositivos, Apple ha realizado cambios a su licencia de desarrolladores que aumentarían el uso de sus lenguajes de programación y dificultarían la adaptación de aplicaciones entre sus dispositivos y los de otras empresas.

Apple responde a Google con iAd

Durante la presentación del nuevo Sistema Operativo (OS) para el iPod Touch, el iPhone y ahora el iPad, el iPhone OS 4, el director ejecutivo de Apple admitió que su compañía no sabe mucho sobre publicidad.

Después de recordar a la audiencia que Google había comprado la empresa de publicidad AdMob justo cuando Apple había mostrado interés en ella, Steve Jobs declaró que era imposible no advertir que la enorme cantidad de aplicaciones en su tienda en-línea era una enorme oportunidad comercial.

'Pero la gente no hace clic en los anuncios', dijo Jobs, 'porque los saca de sus aplicaciones'. Esta semana Apple presentó iAd, una plataforma que permitirá ver publicidad e interactuar con ella en un sector de la pantalla, sin salir de una aplicación.

Una de las características del nuevo iphone OS es que permite a muchas aplicaciones continuar con sus procesos aún si los usuarios las han cerrado, lo que les permitirá continuar reproduciendo música, dar alertas al terminar descargas de contenido o incluso mantener las llamadas hechas a través de Internet.

Los desarrolladores de aplicaciones se quedarían con 60% de los ingresos generados por la publicidad, que será almacenada por Apple en una red especial para iAd.

iPhone OS 4 es más cerrado

Sí: Apple fue alguna vez una compañía que fabricaba equipos abiertos para que sus usuarios jugaran con sus partes o las reemplazaran por otras. En esa época era Steve Wozniak, y no Steve Jobs, quien estaba detrás de la compañía.

Pero en la era del iPod la empresa pareciera utilizar una estrategia opuesta, con dispositivos completamente cerrados y una marcada inclinación por controlar todo lo que se ejecuta en ellos. Incluido, por supuesto, el contenido que ven sus usuarios, y la forma en que lo ven.

La nueva versión del OS para sus dispositivos extendería su control sobre la publicidad, aunque la empresa siempre ha podido rechazar aplicaciones según su contenido. En la conferencia del pasado jueves, Steve Jobs indicó que los criterios de aceptación de iAd no serían tan rigurosos como los de la App Store.
La plataforma, sin embargo, podría beneficiar a muchos desarrolladores que no conseguirían publicidad de forma independiente.

Aunque también podría disminuir la cantidad de aplicaciones que tienen versiones gratuitas sin publicidad, por las que hay que pagar para descargar una versión mejorada, reemplazándolas por aplicaciones que ofrecen lo mismo pero exigen pagar para remover la publicidad.

Nuevas reglas, nuevos dolores de cabeza para Adobe

Esta semana Adobe presentó un conjunto de aplicaciones móviles diseñadas con Flash, una estrategia para demostrar a los desarrolladores que la plataforma también ofrece ventajas significativas en esta área. De hecho la compañía fue más lejos y anunció que la semana entrante lanzaría una solución para crear estas aplicaciones ejecutables en el iPhone y el iPad, llamada Creative Suite 5.

Pero el pasado jueves Apple realizó varios cambios en la licencia de desarrollo para sus dispositivos, y entre ellos hubo uno que impide a los desarrolladores utilizar software de terceros en sus aplicaciones.

Esta movida, por supuesto, cierra las puertas del teléfono y la nueva tableta de la compañía a Adobe.

La compañía indicó que planea adaptarse a los requerimientos de Apple, y que no abandonará el desarrollo de su paquete de creación de aplicaciones para el iPhone OS, pero es indudable que su situación se ha tornado todavía más compleja.

De manera contrastante Apple se ha negado a cambiar sus políticas para dar soporte a la plataforma de Adobe. Y la compañía parece haberse salido con la suya, pues muchos sitios Web han creado versiones especiales para sus dispositivos, que no reproducen el contenido creado en Flash.

Game Centre de Apple no es visto como amenaza

Apple anunció esta semana que lanzaría un Centro de Juegos en-línea para complementar a las aplicaciones de entretenimiento de sus dispositivos.

Sin embargo, si hay un sector que se haya mantenido escéptico frente a los avances de Apple es el del entretenimiento digital. Desde finales de 2009, cuando los ejecutivos de Apple calificaron al iPhone como un dispositivo superior a las consolas portátiles de Nintendo y Sony, las dos empresas guardaron un significativo silencio.

Desde entonces las cifras parecieran darle la razón a Apple. En este momento la cantidad de desarrolladores de juegos para su teléfono inteligente ha superado a la del Nintendo DS y el PlayStation Portable.

Pero en términos de calidad la historia es otra; si bien es verdad que grandes estudios han adaptado grandes títulos al teléfono y es probable que la cantidad de adaptaciones aumente con la llegada de la tableta (pese a las restricciones impuestas por Apple sobre el uso de software de terceros) y del Centro de Juegos, las consolas diseñadas específicamente pensando en los videojuegos siguen teniendo mejores gráficas y juegos más complejos y versátiles.

Así, aunque Sony insinuó que lanzaría un teléfono con botones de movimiento y pantalla táctil para aprovechar el masivo mercado de las aplicaciones de entretenimiento, ni esta compañía ni Nintendo han cambiado sus estrategias por Apple.

Al contrario: en 2010 Sony se prepara para lanzar un sistema de detección de movimiento llamado Move y Nintendo lanzará una versión 3D de su consola portátil; dos territorios aún inexplorados por Apple.

La plataforma Move de Sony y el sistema Natal de detección de movimiento de Microsoft, por su parte, fueron criticados por Reggie Fils-Aime, director ejecutivo de Nintendo USA, quien afirmó que 'estaría avergonzado si mi empresa hiciera lo mismo que la competencia', a quienes acusa de copiar al Wii, aún cuando Sony utilizó su propia tecnología para desarrollar Move y Microsoft utilizó una completamente distinta en Natal

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad