domingo 23 de agosto de 2009 - 7:24 PM

Unasur se prepara para debatir polémico acuerdo entre Colombia y EE.UU

Los presidentes que integran la Unasur se reunirán el próximo viernes en una cumbre extraordinaria en la ciudad argentina de Bariloche para debatir el polémico acuerdo militar entre Bogotá y Washington que permite a Estados Unidos utilizar bases colombianas.

En la fría Bariloche, situada unos 1.650 kilómetros al sur de Buenos Aires, los mandatarios de los doce países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) buscarán evitar que el acuerdo negociado entre Colombia y Estados Unidos caldee aún más las relaciones de los gobiernos de la región.

Venezuela, Ecuador y Bolivia figuran como los principales opositores al acuerdo que permite que militares estadounidenses utilicen hasta siete bases colombianas, lo que es calificado como una "amenaza" por Caracas, y como "un asunto gravísimo" por Quito.

Mientras, Argentina y Brasil han manifestado su malestar por el convenio y exigen "garantías" para que el trato se ajuste a los propósitos declarados y no haya injerencia en terceros países.

Así lo manifestó el presidente de Brasil, Luiz Inácio da Silva, en una comunicación que mantuvo el viernes con su par de EE.UU., Barack Obama, a quien propuso un encuentro con los líderes de la Unasur y pidió "garantías formales, jurídicamente válidas, de que el equipamiento y el personal (que se instale en Colombia) no sea usado fuera del estricto propósito declarado, que es el combate al tráfico de drogas, las FARC y el terrorismo".

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, logró el "respeto" de Perú, Chile y Paraguay al acuerdo durante la reciente gira que encabezó por varios países de la región para brindar detalles del trato con EE.UU., que posiblemente se firme antes de la cumbre de Bariloche.

El uruguayo Tabaré Vázquez también expresó su respeto por la soberanía nacional, pero reiteró la tradicional postura de su país contraria a la presencia militar extranjera en Suramérica.

Uribe evitó en aquella gira visitar los países que expresan su más férreo rechazo al acuerdo -encabezados por Venezuela-, que aprovecharon para reiterar su posición en la cumbre de la Unasur que se desarrolló el pasado 10 de agosto en Quito, aunque con la ausencia del jefe de Estado colombiano.

Fue precisamente en la reunión de Ecuador, en la que Rafael Correa asumió la presidencia pro-témpore del bloque, donde los presidentes barajaron un nuevo encuentro en Argentina con la presencia de Uribe, que días más tarde confirmó que asistiría a la cumbre de Bariloche.

Sin embargo, el gobierno colombiano ha advertido que no acudirá a la cumbre de Unasur a consultar el acuerdo de cooperación militar con EE.UU. por considerar que compete exclusivamente a Bogotá y Washington, en sintonía con las recientes afirmaciones de la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

El canciller colombiano, Jaime Bermúdez, indicó incluso que, en todo caso, las discusiones en la Unasur se deben dar en todos los frentes y consideró importante que se traten temas como el terrorismo, el armamentismo, otros acuerdos de cooperación de países de la región con terceras naciones y el tráfico ilegal de armas.

No obstante, Uribe ha intentado en los últimos días acercar posiciones al aseverar que el pacto con Estados Unidos le "conviene" a todo el continente y mostrarse dispuesto a retomar el diálogo tanto con Venezuela como con Ecuador, países con los que mantiene congeladas sus relaciones.

Pero mientras Correa reaccionó con un tono conciliador ante el llamado al diálogo de Uribe, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aseguró que era "imposible" recomponer las relaciones con su colega de Colombia, a quien acusó de exhibir un "cinismo sin límites".

Chávez dijo incluso que buscará "desenmascarar la maniobra colonialista" de Colombia durante la cumbre de Unasur, creada en abril de 2007 e integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guayana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Durante la reunión en Bariloche, que se prepara a contrarreloj para el encuentro, también se espera que los mandatarios insistan en rechazar el golpe de Estado perpetrado el pasado 28 de junio en Honduras, tal como hicieron en reiteradas ocasiones.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad