viernes 24 de julio de 2009 - 7:26 PM

Uribe reitera que objeto de acuerdo con EE.UU. no es agredir a otros países

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, reiteró hoy que el acuerdo que negocia con Washington para permitir a EE.UU. usar bases militares en territorio colombiano no tiene por objeto "agredir" a terceros países, ante las duras críticas emitidas por el Gobierno de Venezuela.

Los acuerdos de seguridad que Colombia firme con otros países "nunca tienen por objeto crear condiciones de agredir a terceros Estados", enfatizó Uribe durante la inauguración en la ciudad caribeña de Santa Marta de un acto de la Agencia Presidencial para la Acción Social.

"Nosotros combatimos a los terroristas, nosotros no agredimos a los Gobiernos ni a los pueblos", agregó el mandatario.

Además, indicó que Colombia ha sido "históricamente agredido por el terrorismo y el narcotráfico", y sin embargo "jamás ha sido un país agresor de la comunidad internacional".

El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo este martes que está dispuesto a revisar las relaciones con Colombia a raíz del convenio militar que ese país negocia con EE.UU.

Su canciller, Nicolás Maduro, sostuvo ayer que ese acuerdo es una "bofetada" para Venezuela y explicó que la revisión de la relación con Colombia anunciada por Chávez "tendrá medidas específicas" que se conocerán "en su momento".

"Interpretamos que la presencia militar de EE.UU. en Colombia abre la puerta a una amenaza. Están a punto de llegar a un acuerdo que rompe las reglas de juego de la región y crea un nuevo marco que echa para atrás todos los avances que se venían haciendo", argumentó el ministro venezolano.

El embajador de Estados Unidos en Bogotá, William Brownfield, señaló hoy al respecto que su país no representa ninguna amenaza para la región y defendió el acuerdo militar con Bogotá.

"Estados Unidos está colaborando con Colombia en esfuerzos contra la droga ilícita, como hemos colaborado hace más de veinte años, nada ha cambiado, absolutamente nada. Cero", dijo Brownfield hoy en la ciudad caribeña de Cartagena de Indias.

El Gobierno colombiano ha pedido a sus vecinos que respeten el principio de no injerencia en asuntos internos y su ministro de exteriores, Jaime Bermúdez, puso de ejemplo que Bogotá no se pronunció cuando fuerzas navales de Rusia y Venezuela hicieron ejercicios conjuntos en el Caribe.

En respuesta, Chávez dijo ayer que el canciller Bermúdez está "fuera de foco" al equiparar la presencia militar de Estados Unidos en bases de Colombia con las relaciones de cooperación que Venezuela tiene con Rusia y China.

El convenio que ha suscitado las críticas de Venezuela establece que EE.UU. pueda usar las bases colombianas de Malambo, en el norte, y Palanquero y Apiay, ambas en el centro del país, para actividades antidrogas y contra el terrorismo.

A solicitud de Colombia, podrían sumarse otras dos bases donde ya hay asignado personal estadounidense: Larandia (sur) y Tolemaida (centro).

Además, el comandante de la Armada de Colombia, almirante Guillermo Barrera, admitió hoy que también se estudia la utilización de la base naval de Bahía Málaga, sobre el Pacífico, como puerto alterno de EE.UU.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad