viernes 09 de abril de 2010 - 7:45 PM

Venezuela acusa a Colombia de posición inaceptable ante supuestos espías

El Gobierno venezolano acuso hoy al Ejecutivo de Colombia de querer "presentarse como víctima" en el caso de unos presuntos espías colombianos detenidos en Venezuela y afirmó que se trata de una "posición inaceptable".



"El Gobierno de Álvaro Uribe ha hecho pública una posición inaceptable frente a las legítimas y sustanciadas denuncias del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela sobre el descubrimiento de una operación de espionaje contra Venezuela", dijo el Ejecutivo de Hugo Chávez en un texto público.

"Una vez más pretende el Gobierno actual de Colombia presentarse como víctima, en un caso que implica a un grupo de personas capturadas en flagrancia con pruebas de espionaje que atentan contra nuestra patria. Se trata de una maniobra de distracción, ante la gravedad de hechos que demuestran la acción constante de grupos conspirativos contra la paz y la seguridad" de Venezuela, añade.

Chávez adelantó anoche que respondería con una nota "lacónica, pero firme" a Uribe, quien el pasado miércoles pidió que se respeten los derechos de los varios millones de ciudadanos de Colombia que viven en Venezuela y reclamó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos medidas para garantizar la seguridad de los supuestos espías.

Tras subrayar que "los colombianos dignos y nobles son el 99 por ciento", que "se les han respetado todos los derechos humanos" y que durante su Gobierno fueron legalizados "millones de indocumentados colombianos que ahora están trabajando con nosotros", Chávez negó los maltratos que a su juicio sugería Uribe con su petición.

Sobre los detenidos, Chávez aclaró que aún no fueron condenados por la justicia venezolana, que aún debe revisar "fuertes indicios de espionaje", entre ellos "computadoras, muchas fotografías, códigos secretos o semisecretos, actividades extrañas, contradicciones entre ellos".

El comunicado oficial añade que las declaraciones de Uribe "constituyen un intento para minar de forma duradera el posible camino al restablecimiento de relaciones normales con Venezuela".

Los detenidos, cuyo número exacto se desconoce, aunque en un principio se habló de ocho, pertenecen a una misma familia asentada desde hace años en Venezuela, donde poseen una fábrica de helados, según el Gobierno colombiano.

El Gobierno venezolano afirma, por el contrario, que esas personas recababan información para atentar contra el sistema eléctrico venezolano y tenían fotos de centrales y otras instalaciones.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad