martes 01 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Venezuela impide el ingreso a un afectado con la masacre

Transcurrido un mes del asesinato del santandereano José Luis Arenas Sánchez en el estado venezolano del Táchira, el Consulado de ese país no ha firmado el permiso para que uno de sus familiares, que reside en Cúcuta, Norte de Santander, ingrese  a San Cristóbal para asumir el proceso judicial que se adelanta en esa ciudad.

Arenas Sánchez, un trabajador de 21 años, hacía parte del grupo ‘Los Maniceros’ fue secuestrado el pasado 11 de octubre, en la cancha de El Chururú en el municipio de Fernández Feo, a casi una hora de San Cristóbal. Se trataba de once jóvenes, entre ellos nueve colombianos, un peruano y un venezolano, que  disputaban un partido de fútbol y que posteriormente asesinados. Los cuerpos sin vida fueron encontrados por separado: diez de ellos aparecieron el pasado 25 de octubre, y el último, José Luis Arenas Sánchez, fue hallado el 28 del mismo mes, sin que por el momento se conozca los autores de la masacre.

Cabe advertir que el único sobreviviente de la masacre, Manuel Junior Cortés, de 19 años, se recupera de una cirugía realizada en el Hospital Militar de Caracas y según informaciones oficiales, ya se puede valer por sus propios medios. Sin embargo, las autoridades del vecino país no lo han dejado regresar a Colombia.

'A mí no me han dado el permiso para pasar a San Cristóbal. Me tienen de martes en martes y sólo me responden que la Cónsul en Venezuela no ha firmado (el documento). Seguiré esperando que me solucionen algo', expresó el familiar afectado.


Sin información

De acuerdo con el allegado de Arenas Sánchez, quien pidió reservar la identidad por razones de seguridad, la Fiscalía de Cúcuta sólo da razón de una investigación en curso y afirma que es en San Cristóbal donde puede hacer el reconocimiento de pruebas y testimonios sobre lo ocurrido.

Sin embargo, la fuente manifestó que el próximo jueves acudirá a una cita en la Fiscalía de Cúcuta, donde espera que lleguen las pruebas de las cartas dentales de José Luis, pues los familiares aún no saben con certeza si los restos que recibieron corresponden a sus seres queridos.

'Yo recibí una caja con restos. Una caja sellada que jamás abrimos. Vimos los restos en fotos, pero nunca nos entregaron cosas de él, como su ropa, zapatos, alguna pertenencia', afirmó el familiar de Arenas Sánchez y agregó que posiblemente pidan a las autoridades tomar una muestra de ADN de la madre del joven para confrontarlas con la información que reciban.

'Las autoridades nos dijeron que debido al avanzado estado de descomposición en el que estaba José Luis, ellos tuvieron que echarle demasiada cal a los restos y consumió lo que quedaba de sus cuerpo para identificarlo', explicó el familiar.


FAMILIARES DE BUMANGUESES SIGEN SIN RESPUESTAS

Ariel Vega, familiar de Yorbin Julián Amaya, de 17 años, y Gerardo Vega Sisa, de 34 años, -víctimas de la masacre-, afirmó que las autoridades no han dado respuestas sobre la investigación que se adelanta en San Cristóbal por el asesinato de estos jóvenes.

'No sabemos nada desde que se denunciaron los asesinatos ante la ONU y OEA. Sabemos que el proceso se adelanta en San Cristóbal, pero eso es todo. Nadie responde nada. Nadie dice nada. Nadie sabe nada', manifestó Ariel.


Habría un testigo

De acuerdo con un familiar de José Luis Arenas Sánchez, habría un testigo identificado como Nelson Páez que podría esclarecer la masacre. 'Sigo esperando el permiso para pasar a San Cristóbal. Allá sabré si son ciertas las razones que me da la Fiscalía de Cúcuta', concluyó.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad