domingo 15 de marzo de 2009 - 8:03 PM

Vicepresidente colombiano afirma que el Plan Colombia "ya no es necesario"

El vicepresidente colombiano, Francisco Santos, afirmó que "ya no es necesario" el Plan Colombia de lucha antidrogas y contra los grupos armados ilegales al que Estados Unidos ha asignado una media anual de 500 millones de dólares desde 2001.

"El Plan Colombia, que nos ayudó mucho y fue muy importante en un momento crítico, desde lo político hasta lo policivo y militar contra el narcotráfico, ya no se necesita", puntualizó Santos en una entrevista que publica El Tiempo.

El alto cargo advirtió que es hora de que el país mida la efectividad de dicha estrategia con el costo político que ha tenido para que el Congreso estadounidense lo haya mantenido vigente.

"El costo para la dignidad del país es demasiado grande", afirmó Santos, quien no descartó que su postura sea opuesta a la del presidente Álvaro Uribe y el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, que hace poco viajó a Washington en gestiones de cabildeo para el citado programa de ayuda.

"Un pequeño sector político que ha dominado con una imagen negativa la visión de Colombia en el Congreso de EE.UU. nos pide sometimiento silencioso al atropello e inclinación reverencial o, si no, amenazan con no dar el Plan Colombia", comentó el vicepresidente.

"El trato que hemos recibido por parte de sectores de la sociedad civil estadounidense y por parte de sectores del Parlamento de ese país es injusto con Colombia. Y le voy a decir algo más: es indigno", sostuvo Santos, para quien ha llegado el momento de que Bogotá "evolucione" en sus relaciones con Washington.

Esa evolución, a su juicio, implica el diseño de una política distinta en la que el Plan Colombia ya no esté y que lleve a que Colombia y Estados Unidos sean aliados de intereses, objetivos y valores comunes, sin la actual asimetría.

En este contexto, Santos restó importancia a los efectos de un posible fin del Plan Colombia en la lucha contra las drogas, al advertir de que la tercera parte de la asignación económica estadounidense "se va para los operadores".

De los 400 millones de dólares que quedan, gran parte de una mitad "se gasta en gasolina y transporte", y la otra va a proyectos sociales que pueden ser asumidos por el país, sostuvo el vicepresidente, para quien la erradicación de los cultivos ilegales se financia con recursos nacionales.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad