sábado 22 de agosto de 2009 - 8:50 PM

Violaciones a Derechos Humanos detectadas por la CIDH en Honduras

Estas son algunas de las violaciones que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) encontró en Honduras tras el golpe de Estado que el 28 de junio derrocó a Manuel Zelaya, según su informe emitido la noche del viernes.


- Represión contra manifestaciones a través de la colocación de retenes militares, aplicación arbitraria de toques de queda, detención de miles de personas, tratos crueles, inhumanos y degradantes y malas condiciones de detención.

- Muerte de cuatro personas y varios heridos de arma de fuego. La Comisión recibió información que podrían vincular estas muertes con el accionar de agentes del Estado.

- Entre 3.500 y 4.000 personas fueron detenidas arbitrariamente por la policía y el ejército durante las manifestaciones.

- Del 24 al 27 de julio entre 4.000 y 5.000 personas quedaron atrapadas entre los retenes militares en la zona fronteriza con Nicaragua (en el departamento de El Paraíso) durante el toque de queda, sin acceso a alimentación y agua, y fueron reprimidos con gases lacrimógenos.

- Los detenidos sufrieron heridas por balas de plomo, golpizas con bastones policiales y otros objetos contundentes de hule, hierro y madera. Además, por el uso indiscriminado de gases lacrimógenos para disuadir la manifestación.

- La información fue controlada a través del cierre temporal de algunos medios de comunicación, su ocupación militar, y la prohibición de emitir señal a ciertos canales de televisión por cable que informaban sobre el golpe de Estado. También hubo cortes de energía eléctrica que afectaron la transmisión de medios audiovisuales que informaban sobre el golpe de Estado.

- Agresiones y amenazas a periodistas de medios de distintas posiciones editoriales.

- Afectación del derecho a la educación infantil a causa del paro de los maestros.

- Numerosas mujeres fueron objeto de tratamiento abusivo que incluyó manoseos, y al menos una fue violada.

- Algunos jueces ejecutores del hábeas corpus han sido maltratados, amenazados e intimidados para que no realicen sus funciones.

- El toque de queda (ya suspendido) no estaba justificado. La suspensión de garantías no fue escrutada judicialmente, pese a haber sido cuestionada por varios recursos de amparo.
 
 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad