sábado 25 de julio de 2009 - 10:00 AM

Zelaya espera en Nicaragua dialogar con ejército hondureño

El presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, volvió ayer a Nicaragua tras cruzar la línea fronteriza de su país y permanecer dos horas en territorio neutral, a la espera de dialogar con la jefatura del ejército hondureño.

'He tenido tres llamadas de miembros asesores cercanos (al Estado Mayor de las Fuerzas Armadas) y están haciendo las comunicaciones con el fin de garantizar la paz', dijo el mandatario a los periodistas que lo acompañan en su regreso a Honduras.

El destituido gobernante explicó que no quiere ir a su país a provocar, para que los militares tengan que dispararle y que después no puedan resolver la crisis, que según dijo, 'porque si me hacen daño o me asesinan no se va a poder solucionar y el problema se pondrá más grave'.

'Yo estoy dispuesto a hacer el esfuerzo, arriesgarme y a ponerme en frente de los militares, no tengo temor, pero también tengo uso de razón y objetividad en mis acciones, vengo desarmado, sin chaleco ni salva vida', dijo Zelaya.

Según constató, tras permanecer en la zona neutral unas dos horas, el depuesto mandatario regresó al lado nicaragüense a esperar respuesta de los miembros del Estado Mayor del ejército de Honduras, para dialogar.

Zelaya dijo que antes habló con otros militares de su país que se encuentran en la zona fronteriza y que espera que estos gestionen el diálogo con los jefes del Ejército de su país.

Zelaya promueve 'baño de sangre': Gobierno de facto

El gobierno de facto de Honduras dijo que el depuesto Manuel Zelaya, que se encontraba en la frontera entre Nicaragua y Honduras, 'promueve la subversión, el baño de sangre y tropas extranjeras para mancillar la soberanía' del país.

Zelaya 'ha desatendido el llamado de las instancias internacionales como el Departamento de Estado de los Estados Unidos, de otros gobiernos de América y del mundo que favorecen una solución pacífica a la situación política de Honduras, y en su lugar promueve la subversión, el baño de sangre y tropas extranjeras para mancillar la soberanía' nacional, informó la cancillería de facto.

PIDEN retorno a la normalidad

La tensión llevó a Estados Unidos, a insistir en sus reclamos de una solución negociada. 'Nuestra recomendación a ambas partes es aceptar el plan de Arias y avanzar', dijo el vocero del departamento de Estado, Philip Crowley.

También el secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, el chileno Miguel Insulza, salió al ruedo e instó al régimen de facto a aceptar un acuerdo.

El canciller de Colombia, Jaime Bermúdez, dijo que la posición del Gobierno nacionalsobre el golpe de Estado en Honduras ha sido 'muy clara desde el primer día' y reclamó el 'retorno inmediato' a la 'normalidad constitucional'.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, calificó de 'imprudente' el intento del presidente  Zelaya, de volver a su país.

El Mercosur y los países socios declararon que desconocen a los golpistas de Honduras y un eventual llamado a elecciones en ese país.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad