martes 16 de diciembre de 2008 - 7:07 PM

Baño de oro olímpico alcanzó a menos deportistas en 2008

El 'baño de oro' en Pekín de la selección argentina de fútbol, el nadador brasileño Cesar Cielo y su compatriota la atleta Maurren Maggi, el saltador panameño Irving Saladino y el vallista cubano Dayron Robles, fueron el hecho más destacado para el deporte de Latinoamérica en 2008.


La albiceleste, con una constelación encabezada por Lionel Messi, Juan Román Riquelme, Sergio 'Kun' Agüero, Ezequiel Garay y Ángel Di María, repitió en los Juegos Olímpicos de Pekín la medalla de oro que ya había conquistado cuatro años atrás en Atenas.

Además, extendió a doce el récord absoluto de encuentros consecutivos ganados ante la mirada observadora de Diego Armando Maradona, quien el 4 de noviembre pasado cumplió 'el sueño' de ejercer como seleccionador absoluto, en sustitución de Alfio Basile, y quince días después debutó con victoria por 0-1 ante Escocia.

El brasileño Cielo escribió en el agua una página histórica para Sudamérica al convertirse en el primer nadador de la región que ganaba una prueba olímpica en natación, nada menos que la de la velocidad pura: los 50 libre.

Su compatriota Maurren Merit alcanzó el olimpo con su salto de longitud y, con tantos quilates, llegó el triunfo inédito de las chicas brasileñas del voleibol.

También en longitud, Irving Saladino se hizo dueño absoluto y volvió a Panamá como héroe, ya que el país del canal jamás había conquistado un oro olímpico.

El mayor éxito de Cuba en una cita olímpica para el olvido fue la ratificación de Dayron Robles como el mejor vallista de 110 metros del mundo.

La isla sufrió un descalabro monumental al caer de nueve mellas de oro en Atenas a dos en Pekín. Ni el boxeo ni el béisbol ayudaron a mitigar con algún oro el decepcionante desempeño, al igual que en Brasil el fútbol y el voleibol masculinos dieron la mala nota en un balance general también a la baja: de cinco en 2004 a tres en la capital china.

Félix Díaz, campeón del peso ligero welter en boxeo, se adjudicó el único oro para la República Dominicana, mientras que el ecuatoriano Jefferson Pérez reverdeció laureles para retirarse de la competición con una plata en los 20 kilómetros marcha, prueba en la que ya se había proclamado campeón en Atlanta'96.

Chile se mantuvo en el medallero una vez más gracias al tenis. En Atenas asombraron con dos oros (Fernando González en individuales y con Nicolás Massú en dobles). González volvió al podio, aunque en el segundo escalón porque el primero se lo arrebató el número uno del mundo, el español Rafael Nadal.

Sólo diez países iberoamericanos se inscribieron en el medallero de Pekín 2008. México sumó dos oros, gracias al taekwondo, algo que no conseguía desde los Juegos Olímpicos de Los Ángeles'84.

República Dominicana, Colombia, Chile, Ecuador y Venezuela fueron los otros países latinoamericanos que ganaron preseas.

Con respecto a Atenas 2004, Paraguay es el único país que no repite en el podio.

El tenis latinoamericano tuvo en general un buen año para los hombres con la ratificación del buen momento de Fernando González y el argentino David Nalbandian y, además, tuvo el despunte de quien parece ser el nuevo heredero al trono en la región: el también argentino Juan Martín del Potro.

Sin embargo, el hecho más destacado y que pudo significar el final de año perfecto para los latinoamericanos fue la Copa Davis, pero el sueño terminó en una suerte de pesadilla tras la derrota de Argentina en casa frente al equipo de España que no tuvo a su mejor exponente, Rafael Nadal.

Contrario al buen año de los hombres, las tenistas de la región han tenido una año aciago y sólo la argentina Gisela Dulko, 51 en el escalafón de la WTA y ganadora de un título este año, y la paraguaya Rossana de Los Ríos, 95 de la WTA, están entre las 100 del mundo, lo que confirma la crisis.

Entre hombres y mujeres, diez argentinos, dos brasileños, dos chilenos, un ecuatoriano y una paraguaya finalizaron entre los cien mejores tenistas del planeta.

El brasileño Felipe Massa obtuvo el 2 de noviembre el undécimo triunfo en su carrera al conquistar el Gran Premio de Brasil, la última prueba puntuable de la temporada, en la que debió resignarse a un segundo puesto, detrás del británico Lewis Hamilton.

Massa ganó la carrera en Interlagos ante unos 100.000 espectadores por delante del bicampeón español Fernando Alonso (Renault), ganador de las ediciones de 2005 y 2006, y de su compañero en Ferrari, el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), que cedió el título ganado el año pasado.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad