jueves 18 de junio de 2009 - 7:17 AM

BMX: Una historia a brincos

En 1969, Scott Breithaupt entró en una pista de motocross con una bicicleta para imitar los saltos de sus ídolos. Sin saberlo, empezó el camino del bicicross o BMX (Bycicle Motorcross).

De este deporte que hoy ya es de exhibición en los Olímpicos, se desprendió toda una gama de deportes extremos.

Bicicross

Para la década de los 80 el deporte ya estaba dividido entre el cross y el free style; justamente en esos años salieron de fábrica las primeras bicis exclusivas para el estilo libre.

Los amantes del free style aprovecharon el descenso en la popularidad del skateboarding y se tomaron los llamados skateparks en donde hicieron las bases del manual de sus acrobacias.

El rey del free style es Dennis McCoy, monarca absoluto entre 1986 y 1996.

Las rampas generaron una especialización en el free style y mientras unos eran felices en el aire, otros encontraron en los terrenos planos su fuerte.

Así surgieron el flatland, en donde impera la estabilidad y el equilibrio; y el dirt jump y el BMX street.

El Dirt Jumpo consiste en saltar en dos o tres rampas mientras se realizan una serie de acrobacias; los jueces, generalmente, puntúan por lo hecho en el último salto.

En el año de 1976 este deporte se introdujo en Colombia gracias a Ricardo
Arango quien influenciado por las revistas de BMX-Action, decide practicar el
bicicross en Medellín.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad