jueves 18 de julio de 2019 - 12:00 AM

Deporte santandereano, sin los recursos suficientes para los Juegos Intercolegiados Departamentales

Para el 2018, la Gobernación de Santander aportó 1.250 millones de pesos para el programa de los Juegos Intercolegiados, pero para el 2019 únicamente destinó 500 millones, situación que impide que todas las disciplinas deportivas tengan participación en la fase Departamental de las justas, que es clasificatoria a las rondas nacionales.

Deportistas como Juan Sebastián Cabal, Robert Farah, Caterine Ibargüen, Mariana Pajón, Rigoberto Urán y Nairo Quintana, entre otros, son la demostración de que además del talento y la disciplina, para conseguir grandes resultados se requiere un respaldo financiero que llegue ya sea de la empresa privada o los entes gubernamentales.

En Santander, pareciera que estos ejemplos no son suficientes, porque para nuestros deportistas el principal rival es la falta de apoyo.

Y así queda evidenciado en los Juegos Intercolegiados Departamentales, que para este año sufrieron un drástico recorte de presupuesto, que impedirá que cientos de atletas compitan y sueñen con ser campeones nacionales.

“Los recursos de inversión del Indersantander para la ejecución de programas viene de la Gobernación y desafortunadamente este año el gobernador solo nos asignó 500 millones para los Juegos Intercolegiados. Habíamos solicitado y aprobado en la Asamblea del Departamento el año pasado, en el presupuesto del Indersantander para el 2019, 1.350 millones para hacer el programa de los Intercolegiado desde la fase municipal, hasta la final nacional y este año solo nos aprobaron 500 y se sobre entiende que de los 23 deportes que participamos habitualmente, ahora solo se podrá competir en ocho, porque no alcanza para más”, dijo Miguel Ángel Remolina, coordinador del área del deporte estudiantil y formativo.

De esta forma, Santander no podrá competir en las diferentes fases nacionales de los Juegos Intercolegiados, la cuna de grandes deportistas del país, debido a que es indispensable cumplir con todas las fases, primero la municipal y después la departamental, para avanzar a los zonales y finales nacionales.

“En muchos años, con el baloncesto hemos sido líderes, tenemos siete campeonatos nacionales y cuatro internacionales, pero en esta ocasión no podremos competir en la categoría de los 12 a 14 años por falta de recursos y así están muchos deportes, no solo nosotros. Llevo muchos años en el deporte y es la primera vez que Santander no podrá ir porque el señor gobernador no tiene los dineros, y supuestamente somos la cuarta economía del país, eso es mentira, en el apoyo al deporte estamos por debajo del número 20. En los institutos departamentales y municipales no tienen como desarrollar los programas deportivos, porque nos tiene sometidos a un desprecio total al deporte santandereano”, dijo Carlos Parra, entrenador de Baloncesto.

Con el presupuesto de 500 millones, únicamente competirán seis deportes individuales y dos de conjunto en los Juegos Departamentales, disciplinas elegidas debido a sus actuaciones en los Juegos del 2018.

“Se determinó, con el escaso presupuesto, que para esta oportunidad estarán seis deportes individuales y dos colectivos: el atletismo en sus dos categorías, el baloncesto solo la juvenil, el fútbol de salón va completo, judo en sus dos categorías, la lucha en la juvenil, la natación en las dos categorías, el taekwondo en juvenil y tenis en juvenil”, indicó Remolina.

Actualmente se están cumpliendo las fases municipales y provinciales de los Juegos Intercolegiados, mientras que los Departamentales están programados para finales de agosto, tiempo en el que los entrenadores y deportistas esperan que se solucione el inconveniente.

“Este es el único programa que tienen los niños estudiantes, es una política de estado, una política nacional. Estamos haciendo todos los esfuerzos desde el Indersantanter para tocar la puerta de la Gobernación. Hemos solicitado una adición de 250 millones, que nos ayudaría a agregar tres disciplinas más, pero esperamos que también se vincule la empresa privada para que nuestros deportistas puedan competir”, agregó Remolina.

Mientras que Antioquia, una de las potencias del deporte colombiano, le destina alrededor de 230 mil millones de pesos anuales a sus programas atléticos, Santander le invierte entre ocho y nueve mil millones y por esa razón los entrenadores y deportistas apoyados son contratados únicamente por tres o seis meses al año y sin la posibilidad de competir en todos los eventos.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad