lunes 15 de febrero de 2010 - 10:00 AM

El fútbol callejero brilló en San Pío

Sobre un tapete de seis metros de radio como cancha, un balón número 4.5 de tela como elemento y el ingenio y la creatividad como ‘arma’, 33 jugadores se enfrascaron en una batalla para hacerse con el único cupo en disputa para representar a Santander en la final nacional del Street Style organizado por la marca Red Bull.

Con una gran cantidad de público en las tribunas y en la cancha número uno del Parque San Pío, se fueron dando los duelos o partidos de cada ronda de la eliminatoria en las que se vieron a unos jóvenes que derrochando gran talento, mostrando lo mejor de sus repertorios y dominando de maneras inimaginables el esférico, buscaban el paso a la gran final. Aunque todos los participantes demostraron ser unos ‘duros’ en eso de dominar y hacer maromas con el útil, sin duda alguna los mejores exponentes del Street Style de Santander fueron Óscar Javier Londoño, Wílmer Reyes y los hermanos Johann y Esnéider Hernández.

Ellos, literalmente, volvieron el balón un ‘corozo’, hicieron lo que quisieron con él. Cada jugada o truco (como ellos les dicen) tiene su nombre en inglés, lo que más se ve es el llamado ‘crossover’, que es como una bicicleta, y volver a recibir el balón, pero con la pierna contraria a la que se inició la jugada.

Pero sin duda alguna una de las jugadas más vistosas es la denominada ‘sole juggle’, que es hacer girar el balón con la planta de los zapatos.

Los finalistas fueron los hermanos Hernández, quienes se enfrascaron en una ingeniosa batalla en la que mostraron todas sus destrezas, habilidades y mejores trucos. Al final el veredicto favoreció a Johann, quien mostró un poco más de creatividad que Esnéider sobre la circunferencia de juego, recibiendo veredicto unánime por parte de los jueces.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad