jueves 16 de julio de 2009 - 8:22 AM

Estudiantes de La Plata, campeón de la Libertadores

El argentino Estudiantes de La Plata venció 2-1 (0-0) esta noche de miércoles al brasileño Cruzeiro en el estadio Mineirao de Belo Horizonte (sudeste) en la decisiva batalla final de la edición 50 de la Copa Libertadores de América y sumó así su cuarto título sudamericano.

El tanto de apertura fue del volante Henrique, a los 52, pero el punta Gastón 'La Gata' Fernández (57) puso el empate parcial y Mauro Boselli abrochó el gol del título (72) que puso fin a casi cuatro décadas de sequía.

Estudiantes de La Plata

Como el duelo de ida en La Plata acabó 0-0, la escuadra del DT Alejandro Sabella abrochó un histórico ciclo copero (1968-1969-1970-2009) para delirio de unos 3.000 hinchas 'pincharratas' que lograron llegar al Mineirao.

 
La rivalidad argentino brasileña estuvo patente en la marca, fricciones y discusiones y el juez chileno Carlos Chandía no supo imponer adecuadamente su autoridad ni parar las interrupciones intencionadas visitantes, aunque ello no quitó méritos a la visita.

Fue la duodécima final entre equipos de ambos países, con supremacía argentina pues ganaron nueve de ellas.

Apoyado por unos 65.000 hinchas, Cruzeiro exhibió un pobre primer tiempo con apenas un par de chances de gol para cada equipo, en el cual sobresalió la marca de los argentinos y su conductor, el volante Juan Sebastián Verón.

Ni el volante Ramires, ni el artillero Kléber pudieron desnivelar y Estudiantes no supo coronar un par de contragolpes de Boselli y Fernández.

La segunda mitad fue mucho más animada. El Cruzeiro salió con todo y el volante Henrique (52) consiguió aliviar la tensión con un gran disparo rasante que venció al meta Andújar, haciendo estallar el infierno azul en el Mineirao.

Pero en una falla defensiva Fernández (57) puso el empate para un corajudo Estudiantes, que luego calló a todo el Mineirao con un gran cabezazo del ariete Boselli (72).

Estudiantes fue un justo campéon al demostrar el tradicional oficio copero y por contar con figuras que marcaron su campaña, como Verón y Boselli, el máximo artillero de esta edición con 8 goles.


Uno por Uno

(Redacción EFE)

MARIANO ANDÚJAR: El futuro jugador del Catania italiano transmitió seguridad y realizó atajadas cruciales cuando Cruzeiro atacó. Se vio sorprendido en el gol del equipo brasileño, pues el balón fue desviado por su compañero Desábato.

CHRISTIAN CELLAY: Respondió bien cuando los brasileños fueron al frente. A los 24 minutos resolvió bien, junto con Andújar, una jugada de Wellington y luego debió cortar con falta un contragolpe del Cruzeiro. Sirvió el centro para el tanto del empate de Estudiantes.

ROLANDO SCHIAVI: Impuso su fortaleza y experiencia en el fondo, aunque rechazó de manera deficiente el balón que el brasileño Henrique remató y Desábato desvió para el tanto del Cruzeiro.

LEANDRO DESÁBATO: Buen complemento para Schiavi. Realizó cruces oportunos y tuvo 'aire' para empujar a su equipos desde el fondo.

GERMÁN RÉ: Bien en la marca cuando Cruzeiro atacó con los centrocampistas o los laterales.

ENZO PÉREZ: Le dio salida a su equipo por la banda derecha e, incluso, pisó el área contraria acompañando contragolpes orquestados por Verón y Fernández

RODRIGO BRAÑA: Marcó fuerte en el medio, por momentos se excedió. Fue amonestado a los 44 minutos, pero en la segunda mitad estuvo más sobrio.

JUAN SEBASTIÁN VERÓN: La figura fulgurante de la final. Impuso las condiciones, la experiencia y la jerarquía desde el pitido inicial. Defendió, manejó las pausas y los contragolpes. La 'Brujita' sirvió el pase a Cellay que derivó en el gol de Fernández y sirvió el tiro de esquina en el gol del título que anotó Boselli. Cuando fue necesario acudir a la fuerza en un partido muy peleado, Verón dijo: 'aquí estoy'.

LEANDRO BENÍTEZ: Estuvo cerca de Jonathan y tapó a los defensores del Cruzeiro que buscaban sumarse al ataque. Fue sustituido por Juan Manuel Díaz a los 80 minutos, tras un gran despliegue.

GASTÓN FERNÁNDEZ: Tuvo un gran desempeño en todo el partido. Anotó el tanto del empate de Estudiantes. Corrió por el frente de ataque. Concluyó jugadas de contragolpe, devolvió 'paredes' y ayudó en la marca, pues el equipo de La Plata afrontó el partido de 'igual a igual'.

MAURO BOSELLI: Otra de las figuras del compromiso. Anotó el segundo tanto de Estudiantes, el del título, y se convirtió en el máximo anotador de la quincuagésima edición de la Copa Libertadores, con 8 goles. Corrió por todo el campo, atacó y defendió con gran clase, en sintonía con sus compañeros que actuaron como si fueran locales en Belo Horizonte.


La historia de Estudiantes

Fundado el 4 de agosto de 1905 en La Plata (Provincia de Buenos Aires), el equipo de las rayas verticales rojas y blancas nació como Club Atlético Estudiantes porque entonces la mayoría de sus miembros cursaba con orgullo estudios universitarios.

Su historia de disciplina, sacrificio, decepciones y hazañas y su resurgimiento como el Ave Fénix parece marcada por su himno, que comienza con la frase "No te declares jamás vencido..." y el símbolo de hojas de roble (fortaleza y conocimiento).

A diferencia de su archirrival Gimnasia de La Plata, Estudiantes convirtió su tradición en títulos: 4 argentinos (1967-1982-1983-2006) y ahora 4 Libertadores (1968-1969-1970-2009), una Copa Intercontinental (1968) y la Interamericana (1969).

Ganó reconocimiento por romper la hegemonía de grandes equipos argentinos como Boca Juniors o River Plate y por su logros con garra, disciplina espartana y cosas poco comunes como jugadas ensayadas y concentraciones pre-juegos.

Pero Estudiantes, apodado 'pincharrata', también fue para muchos críticos y adversarios una de las cunas del antifútbol, a partir de los años 60 y de la mano del técnico Osvaldo Zubeldía.

"Lo importante es ganar" o "Defender primero, atacar después", eran máximas de Zubeldía aplicadas a rajatabla por discípulos como el ex seleccionador argentino Carlos Salvador Bilardo.

Entonces impuso la marcación dura, novedades tácticas defensivas y otras que iban desde incomodar rivales, faltas intimidantes sin pelota, simulaciones y hacer correr el tiempo, con lo cual ganó el odio de muchos y se transformó en uno de los equipos sudamericanos con más tradición copera.

Por ejemplo, para su mayor logro, en 1968, ofreció un recibimiento de guerra al Manchester United en la final Intercontinental (1-0) y como contrapartida en Inglaterra les gritaron "Animales, Animales...", en jornada en la que 'el pincha' acalló el estadio Old Trafford al ganar el título tras empatar 1-1.

Por sus filas pasaron figuras como Bilardo, Juan Ramón 'La Bruja' Verón, Carlos Pachamé, Aguirre Suárez o Carlos Madero, un eximio zaguero que como Bilardo se tituló de médico.

Aún antes vistieron su casaca el goleador Manuel Pelegrina y el ariete olímpico Manuel 'Nolo' Ferreira.

Actualmente dirige el DT Alejandro Sabella, quien trabajó en el brasileño Corinthians como asistente del también argentino Daniel Passarella, despedido en 2005.

Su estandarte es justamente un hijo del histórico Verón, el experimentado volante y capitán Juan Sebastián 'La Brujita' Verón, ex Manchester United, Lazio de Italia y seleccionado argentino. Le acompañan el golero internacional Mariano Andújar y el punta Mauro Boselli -máximo goleador de la Libertadores-2009 con 8 anotaciones- como referencias.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad