lunes 18 de mayo de 2009 - 1:12 AM

Falcao estuvo a punto de irse a los golpes con un compañero

La presión por los malos resultados del torneo y quedar fuera de la disputa por el título argentino, estalló ayer en las toldas de River. Tras la goleada 4-0 que le propinó Huracán, el colombiano Radamel Falcao García y el defensa Danilo Gerlo estuvieron a punto de irse a los golpes.

La cosa no pasó de empujones y reclamos, gracias a la intervención del capitán de River, Óscar Ahumada, se interpuso entre los dos compañeros y los separó.

Los diarios argentinos narran que tan pronto el ábitro Sergio Pezzotta pitó el final del baile que le dio Huracán a River, Gerlo buscó a Falcao y lo recriminó fuerte por su actitud en el partido... cosas de fútbol.

Pero el 'Tigre' no se aguantó y cuando estaban dentro de la manga, rumbo a camerinos, le plantó cara.

El cruce de los jugadores fue subiendo de tono, luego se empujaron y empezaron a forcejear; ahí los separó Ahumada.

Aunque en las primeras declaraciones varios de los compañeros le bajaron el tono al asunto, alegando que son calenturas del momento, lo cierto es que la lectura de la prensa y de los hinchas del equipo millonario es que la crisis deportiva terminó por quebrar lo único que parecía sólido: la relación del grupo, hasta ahora sólida pese a las duras críticas por su rendimiento, ese que los llevó a ser últimos en el torneo pasado, quedar eliminados en la primera ronda de esta Copa Libertadores y, ahora, quedar sin opción de pelear el título local.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad