jueves 02 de abril de 2009 - 2:50 AM

Histórica goleada de Bolivia ante Argentina 6-1

Bolivia hizo historia hoy al arrollar sin piedad 6-1 a la Argentina de Diego Armando Maradona y su constelación de estrellas, en partido disputado en La Paz por la duodécima fecha por las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Sudáfrica-2010.

Los goles bolivianos fueron anotados por Joaquín Botero (34, de penal, 50 y 66), Marcelo Martins (12), Alex Da Rosa (45) y Didí Torrico (87), mientras que Argentina descontó a los 25 con un remate desde unos 30 metros de Luis Gonzalez.

Bolivia ingresó a la cancha con mucha voluntad, parecía una máquina, como si de este partido dependiera toda su vida e incluso tratando de darse lujos poco usuales, como el túnel que le hizo en los primeros minutos Ronald García (Aris, Grecia) a Fernando Gago (Real Madrid, España).

El equipo boliviano logró romper la valla argentina a los 12 minutos, cuando Martins (Shaktar, Ucrania) recogió un rebote confuso del balón y lo empujó al fondo del arco, en momentos en que la defensa argentina era una muralla, con Martín Demichelis (Bayern Munich, Alemania) que oficiaba como un león que cuidaba su terreno.

Argentina parecía confundida, mientras su técnico, Diego Armando Maradona, gritaba a sus pupilos que reaccionaran.

Las órdenes trataban de ser cumplidas por las estrellas de la delantera albiceleste, Carlos Tévez (Manchester United, Inglaterra) y Lionel Messi (Barcelona, España), quienes se movían por las bandas bolivianas y fueron protagonistas de algunas joyitas para igualar el marcador.

Argentina logró emparejar el tanteador a los 25, con pocos méritos, cuando estaba encajonada en su sector y con una iniciativa que dependía casi de los altiplánicos. Luis González (FC Oporto, Portugal) sacó un remate sin mucha convicción, desde unos 30 metros, pero el balón picó en el césped y engañó al arquero Carlos Arias, que hasta ese momento era un espectador más.

Bolivia respondió con remates de media distancia: Da Rosa, Torrico y Botero (Correcaminos, México) gatillaron como si estuviesen en un campo de tiro, pero un felino Juan Pablo Carrizo (Lazio, Italia) se convertía en un gigante que evitaba la caída de su pórtico.

Los altiplánicos volvieron a golpear a los albicelestes a los 34 cuando el delantero Botero cobró un penal con tranquilidad, luego de que el volante Da Rosa fuera derribado en el área por el experimentado Javier Zanetti (Inter de Milán, Italia), de esforzada tarea hasta ese momento.

Unos inspirados y machacones bolivianos subieron la cuenta 3-1 a los 45 cuando Botero desbordó por el sector derecho, se paró sobre la línea y metió un centro para que Da Rosa, el brasileño naturalizado boliviano, sacara un certero cabezazo.

Lo que ni el más optimista imaginó antes del partido, una goleada ante una constelación de astros que valen millones de dólares, llegó a los 50 minutos cuando el goleador Botero aumentó el marcador 4-1, con un cabezazo, tras un centro de su compañero de faena Martins.

Mientras las graderías gritaban "¡ole, ole!" tras cada jugada local y entonaban el estribillo "¡sin llorar, sin llorar!" -por las usuales quejas argentinas de culpar a la altura cuando un resultado les es adverso- el artillero Botero volvió a subir la cuenta a 5-1.

Didí Torrico, el pulmón de los altiplánicos, cerró la extroardinaria faena a los 87, para dejar el marcador en 6-1.

Argentina y sus astros se sumieron en un mar de confusión y desesperación, apelando incluso al juego brusco para frenar a los bolivianos. Messi, Tévez, Gago, Mascherano ...las estrellas que brillan en el fútbol europeo se apagaron en los 3.570 m de altitud de La Paz.

En la decimotercera fecha, el 6 y 7 de junio, Bolivia volverá a jugar de local frente a Venezuela, mientras que Argentina recibirá en Buenos Aires a Colombia.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad