domingo 31 de enero de 2010 - 10:00 AM

¡Al ritmo del Chispum!

Muy rápido bailan los mejores exponentes de un ritmo llamado hard house, y que en Bucaramanga se conoce como chispum. Lo bailan los jóvenes de sectores populares. Y contrario a la música electrónica que se baila sin pasos específicos, en Bucaramanga han creado un estilo que sería único en el país.

Las manos y los pies de un grupo de muchachitos se mueven tan rápido en medio de una calle de Piedecuesta, que hacen parar el tráfico un sábado por la tarde.

Son ‘chispuneros’, amantes del chispum, un genero musical que realmente se llama hard house pero que en Bucaramanga los jóvenes conocen como chispum, por aquello del ritmo.

Pero el chispum no es una moda de ahora, aunque sí parece ser una creación 100 por ciento bumanguesa.

Amantes del house como Jerson, al que llaman ‘Minutos’, bailarín ‘vieja guardia’ de la ciudad, afirman que la pasión por el chispum empezó hace 15 años en las minitecas y que poco a poco el género ha ido aumentando su velocidad.

Ahora, sus seguidores son jóvenes que están terminando el bachillerato y que se reú-nen en fiestas o en un lugar de la Zona Rosa de Bucaramanga todos los domingos de 5 a 8 y 30 de la noche, para brillar con los mejores pasos gracias a la rumba zanahoria. Verlos realmente sorprende por su destreza.

Piense por un momento. Si la velocidad de un reggaeton está entre 90 y 110 pulsaciones por minuto (BMP en inglés), la de un merengue en 130 y la de una canción de música electrónica entre 130 y 140, la del hard house puede tener hasta 160 BMP.

En YouTube, los videos posteados como chispum, abundan. Jóvenes de Zapamanga, del Mutis, de Girón, de La Cumbre, entre otros barrios, han subido sus grabaciones caseras, muchas hechas con teléfonos celulares, donde exhiben su talento sin que importe el escenario y el vestuario. El más visto ha sido reproducido más de 148 mil veces y se encuentra bajo la etiqueta: ‘Mico, el mejor de Bucaramanga’, que aparece bailando en la sala de una casa con la cámara apuntando a sus pies.

En la red social Facebook también hay grupos que apoyan este baile. Sergio Ávila, creador del grupo 'Yo escucho y bailo chispum', con 159 fans, afirma que sí es un baile exclusivo de la región y tan arraigado como la tecnocumbia. Uno de los seguidores lo califica como el género urbano más popular en Bucaramanga.

Los inicios


‘Minutos’ empezó a bailar a los 14 años, cuando oyó el ritmo en una fiesta casera.

'Al primer gran bailarín de chispum lo llaman ‘El Palomo’; luego vino ‘Dido’. Hoy deben tener 28 años. Ellos siguen bailando pero se han ido hacia otros géneros como el break dance. Los pasos muchas veces los sacaban viendo videos y así armaban las coreografías', cuenta.

Eso no ha cambiado en la nueva generación de ‘chispuneros’. 'Hoy sigue pegando lo de los inicios, lo que pasa es que se remasteriza y se le agregan efectos. La gente quiere mucho el chispum viejo', agrega ‘Minutos’.

'El chispum es más viejo que muchas de las modas ‘electro’ actuales, comenta otro joven en el video de ‘El Mico’. Y otro más dice: 'los niños que lo defienden aún ni nacían o tomaban tetero, cuando los parceros azotaban piso con el chispum'.

La historia de este baile en Bucaramanga comenzó, dice Pope Mix, un disc jockey bumangués con 12 años de experiencia, cuando llegaron los primeros discos de Estados Unidos de un sello discográfico llamado Underground Construction, UC, que recompilaba a los artistas del hard house. 'El chispum es el mismo hard house, un género que se hizo masivo por medio de UC. Eso fue desde el 95 en adelante. Los discos los vendían en una casa en el Centro', dice.

Según Pope Mix, en Bucaramanga a la gente le gustaba más el hard house de Chicago que el europeo porque era 'más agresivo'.

'Al principio todo el mundo lo bailaba como música house. La gente estaba acostumbrada a escuchar el house clásico en las discotecas, pero con este género empezaron las guerras de Dj porque se prestaba para hacer juegos de cuchillas', agrega.

Entonces el baile se volvió un tema central. No se trataba sólo de saltar, como sucede en España donde se conoce como Jumper, sino en moverse con destreza. Los jóvenes impusieron su propio baile. 'Como la música, ellos empezaron a bailar más rápido'.

La nueva generación


En Bucarica, al sur de Bucaramanga, Jhan Carlos y José Miguel, dos jóvenes de 16 años que cursan décimo grado, se reúnen para hacer una demostración de chispum.

'A los 12 años yo vi bailar a mi tío que hoy tiene 25 años y fue él quien me enseñó algunos pasos, los otros los aprendí en la discoteca mirando', cuenta Jhan Carlos, que también creció bailando en minitecas.

'Íbamos los domingos de 4 a 9 de la noche a las discotecas donde ponían chispum. Allá conocían bien a mi tío y él les dijo que yo bailaba, y así fui aprendiendo, concursaba y quedaba en segundo y tercer lugar'.

Luego de cuatro años de practicar, este joven no se pierde un sábado de baile. 'Se baila de todo, pero como lo conocen a uno, ponen chispum y entre más acelerado, mejor'. Por eso es común que cada barrio, o cada colegio tenga sus mejores bailarines que se enfrentan en duras contiendas de baile.

Sin embargo, a veces estas competencias van más allá del baile. Jhan Carlos afirma que por un paso se puede ofender a otro bailarín. 'Uno entra a bailar y a la salida lo pueden estar jodiendo. Si yo ofendo con un paso a otro bailarín porque lo hago mejor, se puede armar un problema'.

En YouTube es claro este tipo de enfrentamientos por el tono de los numerosos comentarios que dejan en los videos.

Pero el chispum no es exclusivo de sectores populares, como sucedió durante mucho tiempo. Pope Mix dice que hoy, cada vez más, los jóvenes de estratos altos piden chispum en sus fiestas y también las canciones de siempre, cuyos títulos en inglés son acomodados a expresiones locales.

'Uno de los temas más famosos lo llaman La Bruja, porque se escucha un grito. Hay otro que llaman el 197, que es el número con el que el sello UC lo grabó.

Les gusta tanto que siempre me piden el 197, el 150 y el 160', afirma el Dj, quien agrega que gracias a Facebook y a YouTube, muchas veces los jóvenes bailan música electrónica moderna al estilo chispum.

Y esto no sucede en ninguna otra ciudad colombiana. Pope Mix, que viaja por el país, dice que nunca ha escuchado que por fuera de Bucaramanga se hable del chispum. 'El hard house es el hard house y lo bailan como si se tratara de música electrónica normal'.

ABC DEL HARD HOUSE

* El hard house es un subestilo de la música house, que surgió a mediados de los 90, simultáneamente en Estados Unidos e Inglaterra.

* Se caracteriza por llevar un ritmo duro y acelerado, con mucha potencia en los graves.

* En su evolución se han incorporado elementos más cercanos a la música trance o techno en la escuela inglesa, y a la música hardcore en la escuela americana.

* No suele llevar melodías sino un conjunto de sonidos repetitivos y, en caso de que las lleve, son simples y repetitivas.

* El apogeo del hard house se dio en el año 2000.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad