lunes 13 de octubre de 2008 - 12:52 AM

¿La altura juega en contra de Colombia?

La decisión política que hace unos años se tomó, de escoger a Bogotá nuevamente como casa de la Selección Colombia, fue desacertada pese a que en El Campín, así como el equipo ha perdido ya dos partidos, también ha ganado otros.

Sin embargo, el tema de la altura sigue siendo una asignatura pendiente para los jugadores nacionales. Es más, para el partido contra Paraguay, ni siquiera en la concentración de Medellín se utilizaron las famosas 'cámaras hipóxicas' que le costaron más de 300 mil dólares a la Federación Colombiana de Fútbol.

Las 'cámaras', que son una especie de carpa en cuyo interior hay una temperatura similar a la de Bogotá y a la que entraban los jugadores en la era Pinto para acelerar la adaptación, parecen quedar ya en el archivo.

Con ellas o sin ellas, la Selección siente la altura de Bogotá. En todos los partidos, incluidos aquellos en los que logró triunfos valiosos, como el de Argentina, o en los que alcanzó empates importantes, como ante Brasil, se notó un equipo cansado desde muy temprano y, si se quiere, ahogado.

Ayer se evidenció eso contra Paraguay. Hasta los jugadores que actúan en la altura, como Gerardo Bedoya y en algunas ocasiones Fabián Vargas en Buenos Aires, mostraron muy pronto fatiga y en muchos pasajes del partido se les vio con las manos en la cintura.

Pese a todo eso, la suerte está echada en esta eliminatoria. Manizales y Medellín son las otras sedes alternas inscritas y en una de ellas seguramente se jugará alguno de los partidos que faltan. Pero, indudablemente, para futuras competencias, el tema debe ser analizado mucho más. La Federación debe anteponer los resultados deportivos que los económicos y políticos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad