lunes 23 de noviembre de 2009 - 3:39 AM

Lanzan cuchillo a un arquero en Argentina

Los hinchas del Rosario Central arrojaron desde las graderías un cuchillo contra el portero del Newell's Old Boys Sebastián Peratta, durante el partido de la decimoquinta jornada del torneo Apertura del fútbol disputado hoy domingo en Rosario, a 320 kilómetros de Buenos Aires, y que terminó igualado a dos goles.


El hecho ocurrió a los 41 minutos del clásico rosarino sin que el futbolista resultara herido, tras lo cual el árbitro Diego Abal recogió la faca, la entregó a uno de sus colaboradores y advirtió que suspendería el encuentro que tuvo lugar en el estadio del Newell's en el caso de que se repitiesen las agresiones.

Antes de ello, a Peratta le tiraron unas gafas y un teléfono móvil durante un partido de alta tensión que comenzó con varios minutos de retraso a causa de las actitudes beligerantes de un grupo de hinchas del Rosario Central, que amenazaban con saltar al campo.

Una fuente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) dijo a Efe que "los hechos constarán en el informe del árbitro" y que el asunto quedará en manos del Tribunal de Disciplina de la entidad, que podría disponer una sanción al club auriazul.

"Es indudable que el árbitro no suspendió el partido cuando cayó el cuchillo al campo para evitar males mayores en ese momento", comentó la fuente, al señalar que el estadio estaba repleto de público y que el ambiente era de "exaltación extrema".

A falta de unas dos horas para que comenzara el partido, la policía detuvo en los alrededores del estadio, situado en el Parque de la Independencia rosarino, a diez hinchas del Rosario Central mientras que los servicios médicos de emergencia atendieron a 15 heridos tras un encontronazo con la policía.

Fuentes de seguridad indicaron que centenares de hinchas de este club intentaron entrar al escenario del encuentro con boletos falsos.

El partido del sábado pasado entre Huracán y San Lorenzo (0-2) comenzó casi con media hora de retraso debido a que por graves incidentes entre los hinchas 'santos' y la policía en uno de los graderíos del estadio Tomás Ducó, los agentes arrojaron gases lacrimógenos contra los revoltosos.

Por esta razón los jugadores de ambos equipo debieron retirarse a los vestuarios y regresar al campo cuando se disiparon los efectos de los gases.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad