jueves 19 de febrero de 2009 - 8:06 AM

Libertadores: Medellín asustó a Sao Paulo en Morumbí

El Sao Paulo salvó hoy un punto con un gol agónico en el descuento, que supuso el empate 1-1 ante el Independiente Medellín, que sorprendió y estuvo cerca de llevarse la victoria del estadio Morumbí, en un partido del Grupo 4 de la Copa Libertadores.

Los colombianos sorprendieron con un gol de Luis Carlos Arias a once minutos del final, pero el Sao Paulo empató en el descuento con un bello remate de Borges, que hizo justicia al dominio de los brasileños.

Jackson Martínez

Durante todo el encuentro, los paulistas fueron superiores en la zona ancha, pero encontraron muchas dificultades para superar al potente centro del campo de los antioqueños, que solo demostraron vulnerabilidad en los saques de esquina.

Con este resultado, ambos equipos se quedaron a dos puntos del líder del grupo, el Defensor Sporting uruguayo, que ganó en su estreno al América de Cali.

En los primeros minutos, el Sao Paulo se instaló en el campo rival jugando al toque. Hernanes fue el más activo de los locales y distribuyó el balón con inteligencia, aunque los delanteros brasileños encontraron muchas dificultades para encontrar espacios por los que perforar la defensa.

Pronto, los pupilos del entrenador colombiano Santiago Escobar lograron equilibrar el encuentro y plantar cara en el centro del campo, donde se disputaron el balón con los brasileños, a los que consiguieron mantener a raya.

Ambos equipos pecaron de un juego lento y plano en exceso y solo los brasileños amenazaron con disparos lejanos, bien defendidos por el guardameta del Independiente Medellín, el paraguayo Aldo Bobadilla.

Tan solo al final de la primera mitad, el Sao Paulo consiguió acariciar el gol en tres lanzamientos de córner sucesivos, en los que la timidez en las salidas de Bobadilla propició hasta un remate al larguero de Zé Luis.

A punto estuvo el Independiente de dar una sorpresa, en un rápido contragolpe de Jaír Benítez, que corrió hasta la línea de fondo y envió un centro al área, que remataría a puerta sin querer el defensa André Dias.

El portero del Sao Paulo, Bosco, que apenas había participado en el juego, demostró unos reflejos felinos y salvó a los locales de este serio aviso de los colombianos.

En la segunda mitad, los brasileños continuaron con dificultades para terminar las jugadas, aunque

El técnico de los paulistas, Muricy Ramalho, dio entrada al versátil Dagoberto, que aportó algo más de movilidad y de creatividad en la punta, a pesar de que persistía el ritmo lento.

A pesar de todo, las mejores ocasiones del Sao Paulo continuaban llegando en balones parados, en jugadas aéreas, en las que pudieron sacar ventaja de su poderío físico.

Sin embargo, a pesar del acoso de los locales, el primer gol lo lograron los visitantes, en un veloz contragolpe que desarmó a la defensa brasileña.

El cañonero colombiano Jackson Martínez recibió el balón en el extremo, solitario, y centró hacia atrás, al centro del área grande. Los centrales se quedaron impasibles, mientras Arias, que acababa de entrar en la cancha, recibió y remató con fortaleza para anotar.

El balón botó antes de pasar la puerta, mientras que Bosco fue solo un espectador más.

Cuando se mascaba la tragedia, ya en el tiempo de descuento, Borges salvó al equipo local con un gol de chilena, a pase de Dagoberto.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad