jueves 02 de julio de 2009 - 9:34 PM

Presidente mexicano plantea que la gripe A es un reto global

El presidente de México, Felipe Calderón, advirtió hoy, durante la inauguración en su país de una cumbre ministerial y de expertos sobre la gripe A, que hacer frente a esta pandemia "es un reto global que requiere una respuesta global".

La influenza A H1N1 es un reto global

 

"Ningún Gobierno puede ganar solo esta batalla", dijo el mandatario mexicano ante representantes de 43 países del mundo congregados en Cancún para entre hoy y mañana llevar a cabo los trabajos de la reunión.

El mandatario agradeció la presencia de los representantes extranjeros, que interpretó como "un gesto de amistad y solidaridad" con su país que este nunca olvidará.

"Esta reunión es una muestra de confianza en México, que es un lugar sano, seguro, y que los recibe a todos ustedes con los brazos abiertos", agregó.

Calderón recordó que "cualquier nación puede sufrir en cualquier momento un nuevo brote de influenza", y advirtió de que el problema no es evitar que el virus AH1N1 aparezca, sino aprender cómo se maneja su llegada.

En el caso de su país, el presidente mexicano señaló que las respuestas que dio desde fines de abril al nuevo virus AH1N1 fueron firmes y determinadas, y que se actuó con "plena apertura informativa".

Ese proceder, según Calderón, "permitió que muchos pudieran tomar a tiempo las medidas preventivas con la oportunidad que nosotros no tuvimos", y que los doctores "vieran con otra perspectiva a sus pacientes".

"Sé que eso salvó miles de vidas, permitió que se tomaran medidas preventivas y que se activaran programas de emergencia en otros países", sostuvo.

En relación con el reto inmediato de lograr la vacuna contra el virus AH1N1, hizo un llamado a "cerrar filas para que prevalezca el beneficio de todos" en ese ámbito.

"Esta es una hora de solidaridad, es una hora de la humanidad", sostuvo el mandatario mexicano, quien prometió que su país responderá con "comprensión y cooperación" plenas ante la contingencia.

En la inauguración del evento, la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, se refirió sin particularizar, a aquellos países que optaron por cerrar sus fronteras y limitar los viajes ante la aparición del virus, medidas que a su juicio, "no tienen ningún propósito, porque no protegen al público y no detienen el brote".

Comparó la gripe A con "una ola de un tsunami" que crece y alcanza un pico para luego seguir golpeando, devastando y con efectos que duran varios meses en las poblaciones de los países afectados.

Además de felicitar a México por su respuesta, de la que alabó que fue "temprana", "rápida" y "transparente", elogió el papel y la coordinación de Canadá y Estados Unidos ante la contingencia, prestándose a análisis y coordinándose en todo momento con el país donde primero se detectó el brote.

Las tres naciones norteamericanas sentaron un precedente "que otros países han seguido" ante una pandemia "de gravedad moderada" y ante la cual la OMS ha establecido que tiene nivel seis, el más alto, de una escala de uno a seis.

Finalmente, la responsable de la OMS reiteró que no hay que bajar la guardia, especialmente en los países que en estos momentos están en invierno.

"Tenemos que vigilar con mucho cuidado que va a suceder en esta temporada de invierto en el hemisferio sur", sostuvo Chan.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad