jueves 15 de octubre de 2009 - 9:11 PM

Reynaldo Rueda, único colombiano que irá al Mundial

Reynaldo Rueda estaba pletórico anoche en uno de los camerinos del Estadio Cuscatlán, de San Salvador. El técnico vallecaucano degustaba la hazaña que minutos antes había alcanzado en condición de visitante: la clasificación de Honduras, después de 27 años, para un Mundial de Fútbol.

Honduras clasifica a Sudáfria 2010 de manos de Reynaldo Rueda


El equipo ‘catracho’ logró el milagro después de ganarle 1-0 a El Salvador y luego de que Estados Unidos le diera una inmensa mano empatándole 2-2 a Costa Rica en el último segundo del partido.

El camerino hondureño anoche era un hervidero humano. Todos querían abrazar, saltar, reír y llorar con Rueda. En medio de esa algarabía y de los apretones, y también de tantos gritos de júbilo que se escuchaban, el técnico sacó unos minutos para hablar en exclusiva con El País de Cali.

¿Ya digirió este éxito que lo dejará en la historia del fútbol?
Te puedes imaginar lo que ha sido esto; ni yo lo creía porque estaba dentro del camerino después de que el árbitro me expulsó, pero acá estamos celebrando y muy contentos porque se logró esto gracias al esfuerzo de todos. Esto es una bendición del cielo para este pueblo hondureño que ha sido leal y generoso.

¿Cómo vivieron esos minutos finales cuando Costa Rica ganaba 2-1 a EE.UU. y mandaba a Honduras al repechaje?

Estuvimos pendientes de todo; los últimos minutos fueron muy estresantes porque Costa Rica iba ganando 2-1 y con ese resultado nos íbamos al repechaje. Queríamos disfrutar hoy (anoche), pero la Virgen Santísima nos hizo este milagro, es el premio al esfuerzo, al trabajo de mucha gente que está detrás de nosotros, y a la lealtad de los jugadores, a la entrega de todos, de los patrocinadores, de los directivos, de mucha gente que nos apoyó.

¿Había alguien que les informaba lo que sucedía en el partido EE.UU.-Costa Rica?
Sí, había gente en contacto telefónico con Estados Unidos. Fueron segundos muy duros cuando termina el partido nuestro y después nos dicen que Estados Unidos le empató a Costa Rica. Ahí fue la locura porque tuvimos la bendición de poder celebrar.

¿Cómo hizo para mantener la fe de sus jugadores sabiendo que Costa Rica ganaba cómodo?
Sabíamos que teníamos esta opción; la otra era ir al repechaje y reventarnos con quien nos tocara; por fortuna pudimos celebrar, los muchachos tuvieron la hombría y la lealtad para entregarse en la cancha. Fuimos un equipo que se entregó con todo ante El Salvador porque fue un partido bastante intenso.

¿Clasificar al Mundial es lo más grande que ha conseguido?

Es un paso bien importante por haberlo logrado en Honduras, con esta Selección; pero el fútbol me ha bendecido siempre, me ha dado grandes satisfacciones y le pido a Dios que nos proteja y que nos deje disfrutar bastante de este logro.

¿Qué fue lo más difícil en la eliminatoria?
Todos los partidos fueron muy vibrantes y muy intensos; el partido con El Salvador el 10 de junio en San Pedro fue muy duro y ahí gracias a Dios aseguramos tres puntos haciendo un juego muy irregular; y luego el sábado contra Estados Unidos, cuando nos voltean el resultado porque no tuvimos el control emocional para defender un 1-0 que nos permitía dar un paso importante. Ahí nos tocó sufrir mucho.

¿Decayó mucho el ánimo con esa derrota del sábado pasado ante Estados Unidos?

Sí, fue un trago muy amargo, pero se hizo una buena dinámica, el grupo se recuperó, se hizo la revisión de todo lo que habíamos invertido en esto y quedamos en que había que entregarnos hasta el último segundo.

¿Qué viene ahora?
Primero que todo, disfrutar esto con tranquilidad, asimilarlo bien y luego hacer la evaluación para planificar el futuro inmediato.

Contrasta esta alegría con la tristeza por la eliminación de Colombia...

Sí, a toda la familia del fútbol colombiano le dedico este triunfo porque somos paridos por el mismo fútbol colombiano que es el que nos ha formado y todo lo que aprendimos lo pudimos aplicar acá; después de 27 años Honduras vuelve a un Mundial y de esto quiero hacer partícipe a todos los colombianos.

¿Es el paliativo que necesitaba Honduras, inmerso en grave problema político?

Sí, esto sirve de catalizador, le va a dar mucha alegría, mucha paz a esa noble gente como la hondureña, que ha sido muy amable con nuestras familias.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad