miércoles 12 de febrero de 2020 - 11:20 AM

Exentrenador de la selección Colombia femenina aceptó los cargos por acoso sexual

Este miércoles, y de manera sorpresiva, se programó una audiencia en la que Didier Luna, extécnico de la Selección de fútbol Femenina, aceptó cargos por los delitos de acoso sexual a exjugadoras del combinado nacional. La diligencia estaba prevista para realizarse el 20 de este mes.
Escuchar este artículo

En las audiencias preliminares el ente acusador señaló que el entrenador cometió “actos reprochables en contra de las jugadoras de fútbol, quienes en una denuncia expusieron ante el ente acusador que durante su cercanía con el hombre realizaba coqueteos y comentarios con doble sentido”.

Con la aceptación de los delitos que le imputaron se acortan los tiempos de juicio y, en términos de beneficio, implica una reducción de la pena inicial. Se espera que en las próximas semanas se dé a conocer el monto de la sentencia.

En una primera audiencia, llevada a cabo en marzo del año pasado, el fiscal del caso aseguró que una de las frases que solía usar Luna con las jugadoras corresponde a “cómo estás de linda, quiero tener un hijo tuyo”.

En agosto, el delegado del ente acusador sostuvo que Luna es el presunto responsable del delito de acoso sexual, debido a que, según dijeron ante el estrado, los hechos se presentaron en diferentes escenarios y ocurrieron entre diciembre de 2017 y marzo de 2018.

“Hubo una primera etapa cuando se encontraban concentrados en el hotel Factory Inn en diciembre de 2017. El imputado dispensa a la víctima un trato plagado de galanteos, cumplidos en el oído, piropos en el oído, un contacto físico abrazándola con intensidad y fuerza”, señaló la fiscal del caso.

Para ese entonces, dice la acusación, le intentó robar un beso en la boca, hecho que fue rechazado por Carolina Rozo, quien es una de las que ha denunciado la conducta del entrenador, cuando estuvo al frente del seleccionado nacional.

El segundo episodio del acoso relatado ante el estrado fue el que se hizo vía WhatsApp, en el que Luna le expresa a Rozo varias frases en las que usa términos como “preciosa, linda”, que provocaron la incomodidad de la víctima. Esto ocurrió entre diciembre de 2017 y enero de 2018.

“Una tercera etapa de la conducta sucede en la sede de la Federación Colombiana de Fútbol en enero de 2018. Los asedios, las insinuaciones y las advertencias de que no se descuidara porque la iba a besar duraron varios días”, dijo la fiscal ante el juez 15 de conocimiento.

En este periodo se presentó uno de los acosos más intimidantes hacia Rozo por parte del entonces estratega del combinado femenino sub 17.

“Ante la falta de reciprocidad – señaló la Fiscalía –, Luna le expresa que sean amigos especiales, ya que él la puede llevar muy lejos en el fútbol, al mismo tiempo que le tocaba el escudo de la Federación Colombiana de Fútbol ubicado a la altura del seno izquierdo”, detalló la delegada del búnker.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad