domingo 10 de enero de 2010 - 10:00 AM

Precio internacional, una paradoja del cacao

Ese adagio popular que reza: Si llueve malo y si escampa también, se le puede aplicar al cacao en el actual momento en cuanto al precio internacional se refiere.

En este momento es el commodity más atractivo de las bolsas internacionales, pues una tonelada de esas pepas aromadas ha triplicado su valor en últimos tres años, hasta niveles históricos.

De acuerdo a lo consignado en la agencia noticiosa AFP, la tonelada alcanzó los US$3.600 en las últimas sesiones de 2009 en la Bolsa de Nueva York.

Y si se toma el precio de esta semana, según la International Cocoa Organization, ICCO, esa tonelada se paga a US$3485.05, cotización que sin lugar a dudas, se vuelve muy atractiva para los inversionistas mundiales.

Unos hablan de escasez mundial, otros de alto consumo y algunos más se adentran en el mundo de las 'burbujas especulativas', muy de moda por estos tiempos en los grandes mercados. Una muestra de ello, fue lo acontecido a principios de 2009 con el maíz.

Lo cierto es que es el fruto agrícola de moda, que se produce en países tercer mundistas, pero que es la materia prima de unos de los productos más consumidos en el mundo: el chocolate.

¿Por qué es malo?

En Colombia el consumo per cápita anual de cacao es de 0,8 kilos, de acuerdo con la Federación Nacional de Cacaoteros, Fedecacao.
Para José Omar Pinzón Useche, presidente ejecutivo de Fedecacao, con esos precios internacionales del cacao se puede presentar un problema de mucho hervor: la pérdida del consumo interno.

'Si el cacao sigue esa escalada alcista se volverá un producto suntuario, al que solo podrán acceder los consumidores de los países nórdicos, Estados Unidos y la Unión Europea. Y en el caso colombiano, nos estaríamos enfrentando a la pérdida del mercado frente a los sustitutos que pueden ser la aguadepanela, el café con leche, la leche o una cantidad de jugos que vienen en presentaciones prácticas y que se consiguen en la tienda de la esquina', agregó.

Pinzón Useche dijo que si bien el chocolate es una bebida que es parte de la cultura del pueblo colombiano, la situación económica lleva a que las personas se trasladen hacia otros productos que puedan consumir a menor precio.

Las ganancias

'Lo paradójico de este cuento es que son los mercaderes internacionales los que se quedan con las grandes ganancias del productor, pues esa bonanza no se ve en San Vicente o el Carmen de Chucurí, dos epicentros productores en Colombia. En 2009, el kilo de cacao se pagó en las zonas de producción a $4.500, cuando en el mercado externo se tasó por encima de $7.000', agregó.

Pinzón Useche dijo que no se deben tener posturas inmediatistas, sino a largo plazo, como lo es el propio cultivo.

'Es bueno que se tenga un precio justo, pero no especulativo', agregó.

Lo cierto es que al parecer el precio del cacao seguirá como espuma, situación que de seguir así, solo podremos acceder a saborizantes de cacao.

¿Por qué sube?

Para el vocero de los cacaoteros colombianos, de acuerdo con la ICCO, en 2010 habrá escasez de cacao.

Se estima que el faltante será de 270 mil toneladas, una cantidad similar que Colombia dejará de recolectar en su cosecha durante 7,1 años, la cual se estima en 38 mil toneladas anuales.

Según ICCO, la reducción sería del 7% y se debe a la merma de la producción de Ghana y Costa de Marfil, países africanos donde las guerras políticas son una cotidianidad.

Pero los expertos involucran otros aspectos, que van desde el alto consumo en invierno hasta la especulación en la Bolsas a través de las 'burbujas cacaoteras'.

Y una muestra de lo anterior era su precio en 2006 cuando llegó a los US$1.500, a principios de 2009 sube a los US$2.500 y al cierre a US$3.600, es decir, $7 millones la tonelada con una tasa representativa de $2.000.

En el mercado bursátil mundial  han aparecido las 'Chocolate Baskets' o cestas de chocolate, que están nominadas en euros y dólares,  y podrían generar altos dividendos si el precio del cacao sigue incrementándose

¿Y la industria?

De acuerdo a los expertos, las grandes fábricas mundiales de chocolatinas, el producto insignia del cacao, están entre la espada y la pared. Según los analistas, sus dos materias primas base están por las nubes: el cacao y el azúcar.

Según AFP, el precio del azúcar blanco, literalmente, se ha duplicado al pasar de US$345,43 la tonelada a US$653,02 al cierre del 2009.

Así, tendrán que subir el precio del producto final o bajarle de peso o tamaño, estrategias muy peligrosas para afrontar el mercado.

Igualmente, tendrán que buscar sustitutos o bajar los porcentajes de cacao en las formulaciones de sus chocolates, opción que iría en contra del producto.

Para los analistas es muy difícil trabajar en un mercado de alta competitividad con una materia prima que le sube a los industriales 30% en un año y otra que se le duplica.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad