miércoles 16 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Inteligencia para ganar

Escuchar este artículo

Muchos piensan que el ciclismo es solo piernas, pero se equivocan. La verdad es que la inteligencia también es clave para ganar en un deporte donde saber leer la carrera y el momento marca la diferencia. Eso hizo ayer el alemán Lenard Kämna del Bora-Hansgrohe, quien supo identificar el momento adecuado para ir por la victoria y así quedarse con la décimo sexta etapa del tour que contó con un recorido de 164 kilómetros entre la Tour-du-Pin y Villard-de-Lans.

La tarde comenzó con la fuga de 15 corredores entre los que se encontraban nombres destacados como Richard Carapaz y Andrey Amador del Ineos, así como Warren Barguil y el colombiano Winer Anacona del Arkéa-Samsic. Luego se unirían 8 más para conformar un grupo de 23 ciclistas que consiguió una distancia superior a diez minutos frente al pelotón y que se mostró bastante sólido en la búsqueda de una victoria. A diferencia de otros días, demoraron en desintegrarse y lograron superar los primeros cuatro picos en conjunto.

El buen rendimiento de Anacona que se mantenía firme en la fuga, ilusionó por un momento con volver a ver a un colombiano ganando una etapa del tour en la llegada a Villard-de-Lans; así como sucedió aquel 10 de julio de 1985 cuando en la duodécima etapa de Le Grand Boucle Fabio Parra y ‘Lucho’ Herrera hicieron el 1-2 en este mítico lugar en medio de los Alpes. Pero nunca puede faltar el aventurero en una fuga y siempre va a haber quien trate de cortar el grupo y pedalear solo.

El primero en intentarlo fue Pierre Roland, quien consiguió empatar en la clasificación de la montaña a Benoît Cosnefroy tras quedarse con los máximos puntos en el Col de Porte y la Côte de Revel. Sin embargo, una vez cumplida su misión bajó su ritmo y fue alcanzado por un grupo donde el más combativo del día, el ecuatoriano Richard Carapaz, tomó la batuta para luego emprender su ataque buscando convertirse en único líder. Fue ahí donde llegaría Kämna, el alemán del Bora, quien en el momento menos esperado lo atacó y lo dejó atrás tras coronar el Montée de Saint-Nizier.

Fue así cómo tras dieciséis etapas llegó la primera victoria del Bora-Hansgrohe en Le Grande Boucle. Una victoria buscada desde el primer día, pero que hasta hoy pudo encontrar el equipo de Peter Sagan. Los favoritos no atacaron en el pelotón y Rigoberto y ‘Superman’ siguen en el tercer y cuarto puesto de la general. Este miércoles en el recorrido entre Grenoble y Méribel Col de la Loze, los ‘escarabajos’ que siguen en la pelea tendrán dos opciones: aprovechar la primera subida por encima de los 2000 metros para intentar atacar a Roglic y Pogacar o dejar todo en manos de la contrarreloj donde ‘Rigo’ suele obtener buenos resultados ¿Cuál es la mejor opción? Solo el tiempo y los resultados lo dirán.

Muchos piensan que el ciclismo es solo piernas pero se equivocan. La verdad es que la inteligencia también es clave para ganar en un deporte donde saber leer la carrera y el momento marca la diferencia. Eso hizo ayer el alemán Lenard Kämna del Bora-Hansgrohe quien supo identificar el momento adecuado para ir por la victoria y así quedarse con la décimo sexta etapa del tour que contó con un recorido de 164 kilómetros entre la Tour-du-Pin y Villard-de-Lans.

La tarde comenzó con la fuga de 15 corredores entre los que se encontraban nombres destacados como Richard Carapaz y Andrey Amador del Ineos, así como Warren Barguil y el colombiano Winer Anacona del Arkéa-Samsic. Luego se unirían 8 más para conformar un grupo de 23 ciclistas que consiguió una distancia superior a diez minutos frente al pelotón y que se mostró bastante sólido en la búsqueda de una victoria. A diferencia de otros días, demoraron en desintegrarse y lograron superar los primeros cuatro picos en conjunto.

El buen rendimiento de Anacona que se mantenía firme en la fuga, ilusionó por un momento con volver a ver a un colombiano ganando una etapa del tour en la llegada a Villard-de-Lans; así como sucedió aquel 10 de julio de 1985 cuando en la duodécima etapa de Le Grand Boucle Fabio Parra y ‘Lucho’ Herrera hicieron el 1-2 en este mítico lugar en medio de los Alpes. Pero nunca puede faltar el aventurero en una fuga y siempre va a haber quien trate de cortar el grupo y pedalear solo.

El primero en intentarlo fue Pierre Roland quien consiguió empatar en la clasificación de la montaña a Benoît Cosnefroy tras quedarse con los máximos puntos en el Col de Porte y la Côte de Revel. Sin embargo, una vez cumplida su misión bajó su ritmo y fue alcanzado por un grupo donde el más combativo del día, el ecuatoriano Richard Carapaz, tomó la batuta para luego emprender su ataque buscando convertirse en único líder. Es ahí donde llegaría Kämna, el alemán del Bora quien en el momento menos esperado lo atacó y lo dejó atrás tras coronar el Montée de Saint-Nizier.

Fue así cómo tras dieciséis etapas llegó la primera victoria del Bora-Hansgrohe en Le Grande Boucle. Una victoria buscada desde el primer día, pero que hasta hoy pudo encontrar el equipo de Peter Sagan. Los favoritos no atacaron en el pelotón y Rigoberto y ‘Superman’ siguen en el tercer y cuarto puesto de la general. Este miércoles en el recorrido entre Grenoble y Méribel Col de la Loze, los ‘escarabajos’ que siguen en la pelea tendrán dos opciones: aprovechar la primera subida por encima de los 2000 metros para intentar atacar a Roglic y Pogacar o dejar todo en manos de la contrarreloj donde ‘Rigo’ suele obtener buenos resultados ¿Cuál es la mejor opción? Solo el tiempo y los resultados lo dirán.

Valentina Peña Orozco
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad