martes 15 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Los Alpes dictarán sentencia en el Tour de Francia

Se vienen seis etapas, tres de ellas con llegadas en ascenso, uno de ellos a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar, el miércoles; y una CRI con llegada en subida, el sábado, serán determinantes para definir el campeón del Tour.
Escuchar este artículo

Con un tramo de 164 kilómetros entre La Tour-du-Pin y Villard-de-Lans, se abre la tercera y última semana de competencia en el Tour de Francia 2020, que tiene como líder al esloveno Primoz Roglic (Jumbo - Visma), y en la que los colombianos, especialmente Rigoberto Urán (EF Pro Cycling) y Miguel Ángel López (Astana Pro Team), intentarán asegurar un lugar en el podio.

Con esta fracción el Tour y sus participantes se adentran en los Alpes, cadena montañosa en la que el ciclismo colombiano ha escrito páginas doradas y cosechado grandes triunfos, y en la que esta semana definitiva de la ‘Grande Bouclé’, buscará nuevos triunfos y nuevas hazañas.

Lea también: “Siento rabia y tristeza”: Nairo Quintana

Será una semana con 17 premios de montaña y dos llegadas en alto, sin contar la contrarreloj del sábado, jornadas en las que no sólo se definirá el nombre del nuevo campeón del Tour, sino el podio de una ronda gala que ha estado supeditada al dominio casi dictatorial del Jumbo - Visma, que no ha dado respiro en la montaña que se pasó por los Pirineos y el Macizo Central, y que va a querer repetir en esta definitiva semana.

Y constancia de ello la dio ayer el colombiano Miguel Angel López, quien señaló: “es inútil hacer ataques, no sirven para nada. Los gregarios del líder están más agresivos. Lo único que queda es mantenerse”, dijo el pedalista boyacense, jefe de filas de Astana durante la segunda jornada de descanso.

Sin embargo, no hay que descartar ataques por parte de ‘Superman’ y los demás ‘escarabajos’, incluyendo a Nairo Quintana (Arkéa - Samsic) y Egan Bernal (Ineos - Grenadiers), quienes seguramente va a querer, no sólo resarcirse de lo sucedido el domingo anterior, sino cerrar de manera digna y brillante su participación en el Tour, por lo que ellos podrían tener en sus piernas, la clave para determinar quién gana y quién pierde, pues están heridos, y de encontrarse bien, podrían inclinar la balanza para algún lado.

Lea también: Rigoberto Urán, el ciclismo de sensaciones

Lo que se viene

Así las cosas, sólo queda esperar que los Alpes, con sus largos ascensos y la altura de sus picos, dos de ellos a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar, sean los jueces y que como en el pasado, sean aliados de los ‘escarabajos’.

La última semana del Tour empieza hoy con la aproximación del pelotón a los Alpes en una jornada de 164 kilómetros entre La-Tour-du-Pn y Villard-de-Lans, son cinco premios de montaña escalonados de principio a fin entre los que destaca el alto de primera de Saint Nizier du Moucherotte, a 20.5 km. de la meta, que se encadena con la ascensión a Villard de Lans, para terminar con un ascenso de tercera categoría (3ª, 2.2 km. al 6.5%).

Y el miércoles será el día ‘D’, la etapa reina, De Grenoble al col de la Loze sobre 170 km. con dos puertos de categoría especial. Primero un clásico, La Madeleine (17.1 km. al 8.4% ), y luego, como remate de la jornada, la meta en la Loze (21.5 km. al 7.8%), por una antigua pista de esquí asfaltada con rampas del 20%. Será además la única etapa por encima de los dos mil metros. La Loze culmina a 2.304 y es el techo del Tour.

La jornada del jueves, será una fracción de ascensos encadenados, de Méribel hasta La Roche sur Foron. Cinco altos puntuables, el último, uno especial: Plateau des Glières (6 km. al 11,2%), pero ubicado a 31.5 km. de meta. Desde la cima hay un tramo de casi dos kilómetros sin asfalto, luego un descenso, una subida no puntuable y un descenso hasta la meta.

Lea también: “El Tour está bastante abierto, queda una semana bastante exigente”, López

Finalizados los Alpes, el viernes se correrá la jornada 19, entre de Bourg en Bresse hasta Champagnole, 166.5 km. accidentados pero que globalmente configuran una etapa llana. Una etapa idónea para atacantes, para escapadas, con posibilidad de esprint, pero a estas alturas todo cuenta y cualquier cosa podría pasar en una jornada que se consideta de ‘transición’.

Y la última batalla se librará en la contrarreloj del sábado, un tramo de 36 km., de Lure a La Planches des Belles Filles, Los primeros 14 km. serán ideales para los rodadores aunque el trazado se endurecerá en los 15 km. siguientes hasta Plancher-les-Mines, donde empezará la subida final a La Planche des Belles Filles, de primera categoría con sus 5.9 km. al 8.5% y una rampa final al 20% que coronará al ganador virtual del Tour de Francia.

título recuadro
xxxxxx
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad