lunes 01 de agosto de 2022 - 12:00 AM

El reto es construir una ciudad sostenible

Las preferencias de los compradores de vivienda están cambiando, como cambian las propuestas constructivas alrededor del planeta. Tres certificaciones de sostenibilidad aplicadas a la construcción en nuestro medio abren nuevos beneficios para quienes buscan el apartamento de sus sueños.

Más que una tendencia, la apuesta del sector constructor es a la vivienda sostenible tanto en segmento VIS como No VIS. Si bien es un estímulo de valor para invertir en finca raíz, mayor es el impacto que se logra para el medio ambiente por el uso de ciertos materiales y más eficiencia de recursos, como agua y energía en el inmueble.

La estrategia de reactivación del sector, jalonada por el Gobierno Nacional con la entrega de subsidios, sigue arrojando buenas cifras. Alrededor de 240 mil familias más hoy tienen vivienda que hace dos años, de las cuales el 73% no devenga más de dos salarios mínimos, según cifras de Galería Inmobiliaria.

La construcción en Colombia está viviendo un buen momento. En mayo último se vendió un 18% más de viviendas VIS y No VIS que en mayo de 2021. De esa forma, mayo de 2022 pasará a la historia como el mejor quinto mes de un año del sector edificador en el país, asegura Galería Inmobiliaria.

Sin duda, al hablar de vivienda, constructores y familias están hablando un mismo lenguaje: cuidar el medio ambiente, preferencia impulsada en nuestro medio por los Sellos de Certificación de Sostenibilidad que hacen carrera desde hace unos 12 años: LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), EDGE ( Excellent in Design for Greater Efficiency) y Casa, este último creado por el Consejo Colombiano de Construcción Sostenible y la Universidad de los Andes.

Hasta marzo último, en Santander había 29 proyectos en proceso de certificación EDGE y 14 con certificación, según Camacol Santander; mientras que con LEED había dos proyectos comerciales y siete en proceso de certificación, según cifras de GBCI.

Ciudadela Verde de Zabdi Construcciones, ubicada en el kilómetro dos en la vía que comunica a Bucaramanga con Girón, es el primer proyecto VIS que obtiene certificación EDGE en Santander. Son dos etapas, cada una de ocho torres y un total de 1.496 apartamentos, cuya primera fase ya inició obra.

“Desde la concepción del proyecto se fijaron unos requerimientos para que el diseño fuera amigable con el medio ambiental. Cuando ya empezamos a estudiar el tema de la certificación EDGE y entender cómo funciona y cómo podíamos obtenerla, nos dimos cuenta que íbamos un paso adelante, porque desde el principio nuestro objetivo fue brindar beneficios al comprador y al ambiente. Nosotros presentamos unos ahorros en agua, energía y en la energía embebida, que es de los materiales”, explica Edison Álvarez Valencia, director Comercial de Zabdi.

La certificación EDGE garantiza que su proyecto ha sido diseñado para reducir por lo menos en un 20% el consumo de energía, agua y energía incorporada en los materiales.

Apoyo en cadena

Como una forma de promover la construcción sostenible, el sector financiero cuenta para los inversionistas con bonos verdes e hipotecas verdes, también tasa preferencial para el constructor y para el comprador de vivienda. Además, el gobierno otorga incentivos tributarios para la construcción sostenible en el país.

En febrero último, el entonces Minvivienda, Jonathan Malagón, acompañó a Zabdi en la entrega del subsidio concurrente número 42 mil asignado al proyecto Ciudadela Verde, acto durante el cual reconoció el trabajo de la constructora al invertir en proyectos sostenibles.

En esa ruta hacia construcción más amigables con el medio ambiente, en nuestra región se realiza el proyecto Santander Sostenible, liderado por Camacol, con el apoyo del Clúster de Construcción de la Cámara de Comercio de Bucaramanga y cofinanciado por Colombia Productiva. El objetivo es sofisticar el talento humano de la región, para que se involucren y promuevan mejores prácticas en el desarrollo de los diseños y proyectos inmobiliarios.

¿Qué es la construcción sostenible?

- Viviendas que consumen menos recursos: agua, energía y materiales más amigables con el medio ambiente.

- Que impactan menos el planeta: generación de emisiones y residuos.

- Que ofrecen confort a los ocupantes para que sean más saludables y productivos.

- Tiene la capacidad de impactar positivamente a las ciudades y comunidades.

Es de precisar que la construcción sostenible impacta directamente nueve de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, de las Naciones Unidas. Este es el marco mundial para la disminución de la crisis climática y de inequidad que atraviesa el planeta.

Entre sus directrices, el gobierno tiene como objetivo que a 2030 todas las edificaciones nuevas del país sean sostenibles, y para el 2050 todas sean Neto Cero Carbono (eficientes y que tengan compensación con energías renovables dentro y fuera del sitio).

Las edificaciones y todo el impacto de su cadena de valor representa el segundo mayor impacto en la generación de Gases Efecto Invernadero del planeta, según investigaciones del WRI World Resources Institute.

Elaborado por: Paola Reyes Bohórquez

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad