lunes 14 de agosto de 2023 - 12:00 AM

Para el empresario incansable rendirse nunca es una opción

La definición más clara de un empresario incansable radica en aquel que tiene una mentalidad fuerte y está comprometido con el logro de sus objetivos. Es capaz de recuperarse rápidamente de los fracasos y los utiliza como oportunidad para aprender y crecer, en lugar de dejar que los obstáculos lo detengan.
Compartir

El empresario incansable de la región, sin duda, le hace honor a la estrofa del Himno de Santander, “...bravos santandereanos, ¡siempre adelante, ni un paso atrás! (...)”. Es aquel que, nacido en una tierra escabrosa con montañas escarpadas y gran potencial de progreso, se tropieza, se cae, pero lo más importante, se levanta y continúa su camino.

Los líderes persistentes tienen la capacidad de mantenerse alineados en sus objetivos a largo plazo y trabajan resueltos hacia ellos, incluso cuando enfrentan fracasos temporales. “En el hacer, el empresario juicioso con las mediciones, indicadores y metas es muy enfocado, poco se distrae en los espejismos cotidianos, administra eficientemente los recursos basado en la planeación y su motivación tiende a ser de mayor intensidad porque reconoce más claramente el fruto de sus esfuerzos”, expresa Camilo Rueda Salcedo, speaker empresarial.

Contrario a lo anterior es posible que empresarios muy trabajadores y que hacen grandes esfuerzos no avancen por carecer de metas claras que los impulsen a proseguir, “se atomizan las iniciativas y se transforman los días en ruedas de hámster rutinarias, pues no hay un lugar a dónde llegar, terminando por afectar el espíritu y la motivación, dado que por medio de ellas podemos medir nuestro progreso, establecer reforzamientos de conducta para los equipos, planear y, muy importante, celebrar las pequeñas y grandes victorias”, agrega el también consultor Rueda Salcedo.

No hay opción

En la actualidad, la persistencia o el ser incansable se ha convertido en una pieza determinante para los líderes empresariales exitosos, porque permite inspirar a otros a través de su ejemplo, demostrando la capacidad de aprender de los errores para transformarlos en lecciones y así perfeccionar su estrategia para darle continuidad al cumplimiento de sus metas.

Existen eventos difíciles donde la complejidad y la adversidad logran sacar los mayores poderes de un ser humano y sería injusto dejar por fuera y no recordar a todos los empresarios que en la pandemia del coronavirus sobrevivieron a múltiples afectaciones. Son ellos, los que de manera valiente y por todos los medios buscaron mantenerse de manera incansable a flote entre la tormenta.

En esa coyuntura, por ejemplo, se apreció el poder resiliente e incansable del sector turismo que se levantó después de tener hoteles cerrados, transportes parqueados y aventuras a las que no llegaron sus viajeros. Todos los gremios empresariales descubrieron la capacidad que tienen de adaptación, de ser creativos y de hacer un trabajo colaborativo para superar la crisis.

“Hoy predomina la inestabilidad y debemos compensar esa amenaza con análisis prolongado, mucha reflexión y bastante trabajo. La velocidad, la competencia y la incertidumbre son factores que hacen que todo cambie rápidamente esto nos exige estar pendientes del contexto para salir delante de las situaciones”, destaca Jairo Castro Castro, presidente Institucional de la Universidad de Investigación y Desarrollo, UDI.

En situaciones desafiantes y complejas será crucial el papel del empresario que con su fuerza incansable deberá tener la capacidad de comunicar, con claridad y de forma transparente, la situación actual de la organización, así como sus planes para manejar la incertidumbre escuchando activamente las ideas del equipo. Esto ayudará a mantener a los empleados motivados y comprometidos con el fin de que se enfoquen en el logro de los resultados.

¿Cómo debe ser la mente de un empresario incansable?

Para Francisco Rubio, presidente de Excellence Business Club, la mente de los empresarios exitosos posee ciertas características que los llevan a actuar con liderazgo, firmeza y persistencia.

Imparable. Una de las principales características es su imparable búsqueda de oportunidades, su incansable capacidad de ver el potencial en todo lo que le rodea y de buscar y descubrir soluciones en cada momento, en lugares que otros ni sospechan su existencia.

Visionaria. El empresario incansable tiene una mentalidad visionaria. Toda acción, toda información, todo resultado positivo o negativo de sus acciones o de lo que sucede a su alrededor, él lo tomará como una sólida base para corregir errores y afianzar estrategias, con el fin de planificar acciones a largo plazo.

Decidida. Su mente debe ser decidida, no puede tener momentos de vacilación. Por esto, en su fase analítica debe evaluar las ventajas y desventajas de una u otra decisión, la cual aplicará con total seguridad, aunque implique salir de su zona de confort.

Por: Jennifer N. Argüello

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad