domingo 03 de abril de 2022 - 12:00 AM

Bolsillo de los colombianos solo sentirá el incremento de las tasas de interés hasta dentro de seis meses

Los créditos de consumo y vivienda serán los más afectados con la reciente medida del Banco de la República de incrementar las tasas de interés al 5%.

La Junta Directiva del Banco de la República aumentó la tasa de intervención en 100 puntos básicos. De esta forma, la tasa de política llegó a 5%, con lo que el Emisor espera disminuir la cantidad de dinero en la economía, impactando las expectativas de inflación por el lado de la demanda.

Además: Que tasa de interés no frene el crecimiento: Duque

Pero, ¿cuáles son las consecuencias de que suba la tasa de interés? Una de ellas es que el crédito se vuelve más costoso, por lo que es factible que las personas disminuyan su consumo y, posiblemente , estarán menos dispuestas a solicitar recursos de préstamo, por ejemplo, para adquirir vivienda, vehículos, entre otros productos.

La decisión del Emisor llevará a incrementos en las tasas que cobran los bancos comerciales por los créditos, lo que impactará la forma en la que gastan los hogares. Según expertos, la transmisión a las tasas cobradas a los consumidores se tardará entre seis y ocho meses, haciendo más costosos los créditos de vivienda y consumo.

Por otro lado, las entidades financieras tienen un efecto inmediato tras el anuncio, a través del Interés Bancario Corriente, IBR, que refleja el precio al que los bancos están dispuestos a ofrecer o a captar recursos en el mercado. Se espera que el costo de las operaciones interbancarias y simultáneas esté cercano a 5%.

“Por lo general, la política monetaria y su incidencia en los créditos tiene un rezago, la transmisión se puede retrasar hasta seis meses en las líneas de vivienda y consumo. En tarjetas de crédito no se nota mucho, porque usualmente están relacionadas con la tasa de usura”, manifestó José Luis Hernández, trader de mesa institucional de Corficolombiana.

Lea también: Al país le conviene un solo sistema pensional de ahorro individual con varios pilares y solidario: presidente de Protección

Si se hace el análisis contrario, con el alza en los tipos del Emisor también se espera que aumenten las tasas a las que los bancos captan recursos de los consumidores. “Si debido a un incremento en la tasa de interés de intervención, a una entidad financiera le resulta más costoso pedir recursos prestados, ya sea al Banco de la República o al resto del sistema financiero, dicha entidad tendría incentivos de atraer más recursos del público, para lo cual elevaría las tasas de interés a las que remunera nuestros depósitos, incentivándonos a ahorrar”, explicó el Emisor.

Ahora bien, la transmisión de política monetaria es variable, ya que depende del momento del ciclo económico, “como en este momento estamos en expansión y, de hecho, el Banco Central dice que la economía va a crecer este año en 4,7%, seguramente será más rápido de lo normal, puede ser entre seis y ocho meses”, explicó Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria.

Sin embargo, eso no quiere decir que no estén subiendo las tasas de interés, ya que el ciclo de alzas del Emisor empezó en septiembre de 2021, y ya se está notando en el mercado de crédito.

Tasa se mantuvo por debajo de expectativas

Desde octubre de 2021, la tasa de política monetaria ha duplicado su valor, pasando de 2,5% en ese entonces a 5% en marzo de este año. En lo corrido de 2022 los tipos han subido 200 puntos; sin embargo, la magnitud del alza en la última reunión (100 puntos) se mantuvo por debajo de las expectativas de analistas, que esperaban que fuera de 150 puntos.

El Banco de la República inició un periodo de normalización monetaria, con el fin de atajar la inflación, que llegó a 8,01% en febrero, e incluso se espera que continúe subiendo antes de ceder.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad