jueves 08 de agosto de 2019 - 12:00 AM

El comercio es decisivo en el desarrollo residencial

Los parques en Colombia han hecho parte fundamental del desarrollo de sus pueblos y pequeñas ciudades, pues allí convergen el comercio y la diversión. En ciudades grandes e intermedias los centros comerciales son los que potencian este desarrollo y reúnen a las familias y amigos entorno a las compras y un rato de esparcimiento.

Las soluciones urbanísticas atraen el comercio, pero el comercio también atrae el desarrollo de proyectos de vivienda. Sin duda, vivir cerca de grandes centros o áreas comerciales que tienen todo al alcance de la mano, es un privilegio. En su entorno, las zonas comerciales son generadoras de desarrollo, dice Martha Moreno Rincón, gerente de Cacique el Centro Comercial, “porque se encuentra todo en un solo lugar”, y estos centros de comercio no solo satisfacen las necesidades básicas, sino que mejoran la calidad de vida de los habitantes.

En un día a día tan dinámico como el actual, lo ideal es encontrar lo que se quiere comprar en un solo espacio y disponer del menor tiempo, con toda comodidad, para ello. “Cada vez la vida es más práctica y dinámica, y las nuevas generaciones buscan lo bueno, bonito y rápido, y el único órgano que resuelve físicamente tantas necesidades es un centro comercial”, explica Viviana Castillo, coordinadora de Mercadeo de Megamall.

Sin embargo, aclara que “un centro comercial es mucho más que un supermercado”, pues es considerado como el núcleo de una comunidad, ya que pese a que tiene características comerciales también trabaja permanentemente en aportar y apoyar a la sociedad.

Martha Leyder Bautista, gerente del Centro Comercial Cañaveral, respalda esta idea al afirmar que estos espacios entran a suplir la falta de lugares de esparcimiento, como parques y centros deportivos, pues “no toda la población tiene acceso a un club social o a una finca de recreo, entonces nosotros otorgamos seguridad, comodidad, diversión, experiencias, y aquí la gente puede socializar en un ambiente diseñado precisamente para eso”. Influencia en la compra de vivienda En los últimos 10 años se han lanzado 48.000 unidades de vivienda nueva en el área metropolitana de Bucaramanga de las cuales 32.000, es decir, aproximadamente el 66%, están ubicadas a menos de un kilómetro de centros comerciales, explica Hernán Clavijo Granados, gerente de Camacol

Santander.

Las voceras de Cañaveral y Cacique afirman contundentemente que el comercio ha ayudado al crecimiento urbanístico del área metropolitana, entre otras cosas, porque al cambiar los hábitos y costumbres las personas buscan encontrar todo en un solo lugar, desde un laboratorio clínico hasta recreación, restaurantes y servicios bancarios en espacios amplios, cómodos y seguros buscando su comodidad y disminuyendo tiempos de desplazamientos.

Sobre el tema, Alejandro Almeyda, director Ejecutivo de Fenalco en Santander dice que, sin duda, el comercio es un gran dinamizador y atractivo para la inversión en finca raíz, y el tener fácil acceso a centros comerciales, locales tradicionales, restaurantes y zonas de entretenimiento son aspectos relevantes para los inversionistas.

Según estudios de demanda, los compradores ya no solo se enfocan en el área de su unidad habitacional, sino que han priorizado la ubicación del inmueble y premian las buenas vías de acceso, la cercanía al transporte público, las zonas comerciales, la seguridad y el precio de este.

De esa manera, disponer en su entorno de un área comercial cerca resulta fundamental para que una empresa constructora inicie un proyecto de vivienda.

Una prioridad Por eso, la ubicación del inmueble y sus servicios básicos adyacentes (comercio, educación, transporte público y salud) es uno de los principales criterios, si no el más importante, al momento de adquirir vivienda, agrega el Gerente de Camacol en Santander. Factores como los equipamientos públicos y la facilidad de acceder a los productos y servicios requeridos para mantener el nivel de vida deseado, son fundamentales al decidir dónde vivir. “En este orden de ideas, el crecimiento del comercio en el área metropolitana ha sido decisivo en el desarrollo urbano residencial”, asegura. Y es que el impacto de un centro comercial es mucho más que una relación de compraventa. Martha Moreno Rincón asegura que en el caso de Cacique “urbanísticamente también ha generado desarrollo como lo vemos en Lagos del Cacique.

Hasta ahora vamos a cumplir siete años, pero 10 años atrás la gente no se imaginaba este nuevo polo de desarrollo urbanístico, cultural, comercial y habitacional, pero llegó Cacique y alrededor han hecho nuevos conjuntos residenciales como Hispania, Germania y La Gran Reserva, y se han valorizado los sectores residenciales que ya estaban, como El Tejar, Torres de Monterrey e incluso Neomundo”.

Así como los parques son anclas para la vida comercial a su alrededor, los centros comerciales en las capitales o grandes ciudades son un dinamizar de vivienda y de elección de esta cuando se quiere invertir

“Los centros comerciales representamos pujanza, pues al generar empleo brindamos oportunidades de trabajo y, además, ofrecemos seguridad, confort, ocio y diversión”: Viviana Castillo.

“Tener un centro comercial cerca es lo mejor, lo que la gente no quiere es tener comercio desorganizado, que genere problemas de movilidad por falta de parqueo, entre otros inconvenientes de seguridad y asepsia”: Martha L. Bautista.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad