jueves 08 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Las ciclorrutas, entre amores y odios

Según un estudio de la Universidad Libre, Bogotá es la primera ciudad en Latinoamérica con mayor número de ciclorrutas, con más de 410 kilómetros construidos. Sin embargo, en Bucaramanga, aunque ya hay corredores que operan para uso exclusivo de la bicicleta, la reciente inclusión de áreas en zonas como el Centro y Cabecera ha generado polémica en algunos sectores.

Desde 2014 el uso de la bicicleta como medio alterno de transporte tiene protagonismo. Por eso, en el Plan de Ordenamiento Territorial de Bucaramanga (POT), vigente desde 2014 hasta 2027, este tema ocupa algunas de sus páginas. En abril de 2017, tres años después, la Alcaldía dio a conocer el proyecto de 2,6 kilómetros de carriles exclusivos para la circulación de bicicletas que uniría el Parque de los Niños con la Universidad Industrial de Santander. En alianza con ONU Hábitat, ese mismo año se realizaron los diseños de los 17,4 kilómetros de infraestructura adicionales que esperan establecer una conexión con sectores como el norte de la ciudad, Cabecera, Provenza, el Centro y Ciudadela Real de Minas.

La idea es cumplir, a corto plazo (2020), la meta de 20 kilómetros de ciclorruta en la ciudad. El octubre de 2017 se puso en marcha la obra de 2,6 kilómetros entre la UIS y el Parque de los Niños que tuvo una inversión de $1.171 millones. En su momento, algunos expertos cuestionaron la falta de planificación de la obra, pues las labores de construcción se suspendieron para realizar adecuaciones en redes de servicios públicos y esto impidió el acceso vehicular a negocios y residencias.

En junio pasado se inició la demarcación de los 17,4 kilómetros de ciclorruta adicionales, pero solo hasta el 18 de junio se citó un debate de control político en el Concejo de Bucaramanga sobre el tema. Los concejales afirmaron que el trazado propuesto para la ciclorruta vulnera lo establecido en el POT.

Desde junio pasado, han sido frecuentes las voces de protesta y marchas de ciertos sectores que se niegan a que algunas vías se habiliten como ciclorrutas, como ha ocurrido en los alrededores de la cra. 21 y Plaza de Mercado Central, así como en los barrios La Aurora y Cabecera. Lo cierto es que colectivos que lideran el uso de la bicicleta como medio de transporte en la ciudad aplauden el avance de estas obras.

¿Por qué decirle SÍ a las ciclorrutas?

- El colectivo Ciclaramanga realizó en 2016 una encuesta con 1.000 habitantes. Solo el 35,2% manifestó utilizar la bicicleta como medio de transporte. El 72,4% que manifestó que no lo hacía, respondió que era por la falta de infraestructura.

- Implementar el proyecto de las ciclorrutas en Bucaramanga puede traer grandes beneficios, pues al movilizarse en bicicleta se pueden disminuir las emisiones de CO2: Iván Vargas, coordinador de la Oficina de Proyectos Estratégicos de la Alcaldía.

- Bucaramanga cuenta con el 31,4% del parque automotor del área metropolitana: Dirección de Tránsito de la ciudad (informe de diciembre de 2018).

- El comercio se beneficia ya que “las personas en cicla pasan más despacio y pueden parar a observar las vitrinas”: Iván Vargas, coordinador de Proyectos Estratégicos y Diego Moreno, director de Ciclaramanga.

- “El poder pacificar las vías es uno de los principales beneficios de las ciclorrutas”: Diego Moreno, director de Ciclaramanga.

- Los corredores para bicicletas pueden incluso impactar en la decisión de compra de vivienda, pues las personas se pueden inclinar por proyectos cercanos a ciclorrutas, que les permitan ahorrar dinero en transporte y contribuir con su salud mental y física: Iván Vargas, coordinador de Proyectos Estratégicos y Diego Moreno, director de Ciclaramanga.

¿Por qué decirle NO a las ciclorrutas?

- “El proyecto de la ciclorruta es bueno, pero no por donde pasa el comercio”. Los comerciantes de Cabecera están considerando abandonar sus locales si se llega a realizar el proyecto en la zona: Trinidad Flórez Pabón, presidenta de la JAC de Cabecera.

- “En otras ciudades hay amplitud en la carretera, en Cabecera usted va caminando por el andén y se tiene que bajar a la carretera, porque no hay espacio”. El desarrollo del proyecto podría afectar, igualmente, la decisión de compra de vivienda en el sector pues “todo el mundo busca su tranquilidad y con el trancón que se formaría y nuestra falta de cultura, la gente se pegaría al pito”: Trinidad Flórez Pabón, presidenta de la JAC de Cabecera.

- “Esta es una vía que siempre está llena de tráfico, yo no sé cómo descargaríamos la mercancía; además, las únicas ciclas que vemos por aquí son las de Rappi”: Mauricio García Silva, comerciante Parque de las Palmas.

- “Eso es un error del Alcalde, porque esta es una zona bancaria donde concurre mucho vehículo,entonces lo que va a hacer es taponar más las vías”: Alirio Román Ayala, vigilante informal de carros cra. 29 con calle 48.

Holanda es el país del mundo con más bicicletas. El 99% de su población tiene una cicla y existe un parque estimado en 16.5 millones de ciclas.

Se estima que en el mundo cada año se produce el doble de bicicletas que carros: 100 millones de ciclas por cada 50 millones de carros. China, contrario a lo que se piensa, no es uno de los tres países donde hay más bicicletas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad