miércoles 26 de octubre de 2022 - 9:44 AM

13% de las empresas en Santander desarrollan proyectos sociales

Las empresas en Colombia invirtieron $7,7 billones en proyectos sociales entre 2020 y 2021. La Andi presentó los resultados de la Encuesta de Arquitectura Social Estratégica 2021.

La Andi y su Fundación, junto a la firma Cifras y Conceptos, realizaron la cuarta Encuesta de Arquitectura Social Estratégica, que se adelanta cada dos años, en la que participaron 479 empresas afiliadas al gremio, con el fin de dimensionar la incidencia del sector privado en la transformación social del país.

Se concluyó que, pese a la crisis producida por la pandemia del Covid-19, en 2020 las compañías participantes hicieron una inversión social voluntaria que sumó $4 billones y, en 2021, en medio del proceso de reactivación económica y recuperación del aparato productivo, la inyección fue de $3,7 billones. Estas cifras reflejan un aumento del 22% y 9%, respectivamente, frente a lo registrado en 2019.

“Los resultados de la Encuesta de Arquitectura Social Estratégica evidencian el compromiso de las empresas en Colombia de hacer frente a las problemáticas que apremian a la población. Como Asociación estamos convencidos de que el empresariado es un agente de cambio, que tiene un papel de liderazgo en la sociedad y trabaja constantemente en pro de construir mejores condiciones para todos, no solo por el hecho de generar empleo y recursos para el Estado a través de los tributos, sino a partir de iniciativas filantrópicas y programas de responsabilidad social como las que estamos viendo hoy en este estudio”, señaló Bruce Mac Master, presidente de la Andi.

Contribución de las empresas

Cabe señalar que la contribución social de las empresas se configura bajo múltiples enfoques, como las donaciones con objetivos sociales mediante la filantropía estratégica y el voluntariado corporativo; la gestión de impactos y oportunidades generadas por el negocio con una estrategia pertinente, sostenible, con propósito superior, enmarcada en la responsabilidad social, la ciudadanía corporativa y la sostenibilidad; y trabajando en frentes como el emprendimiento social, los negocios inclusivos y la inversión de impacto.

En ese orden de ideas, según la Encuesta, las acciones que más realizan las empresas en el marco de proyectos sociales son los programas dirigidos a los empleados y/o sus familiares (76%), seguidos de filantropía (74%), responsabilidad social empresarial (71%), voluntariado (43%) y nuevos negocios de impacto social positivo (35%).

No obstante, muchas de estas actividades se hacen en paralelo y de manera complementaria.

“Es importante destacar que está aumentando la alineación de las actividades de responsabilidad social con el valor agregado del negocio. Esto es muy clave porque le da sostenibilidad a estas iniciativas en el largo plazo. No se trata solamente de que las empresas quieren repartir algo de sus utilidades, sino que están vinculando a poblaciones vulnerables en todo el proceso productivo”, señaló Cesar Caballero, gerente de Cifras y Conceptos.

Lea: Reforma tributaria y suspensión de contratos: La ‘tormenta’ perfecta para hidrocarburos y minería

Filantropía

En la línea de la filantropía, los asuntos en los que más se concentraron recursos privados en 2021 fueron ayuda humanitaria con un 49% y educación con un 48%; seguidos de medio ambiente (39%), salud (38%) y seguridad alimentaria (28%).

En cuanto a la responsabilidad social empresarial, entendida como la mitigación de los impactos, efectos o repercusiones económicas, ambientales o sociales significativos generados por la operación del negocio, encontramos que el 71% de las empresas encuestadas manifestaron que tienen áreas o programas enfocadas en esta área en 2021.

Por otro lado se destaca que, pese a la presencialidad intermitente que se dio entre 2020 y 2021, se mantuvo vigente el componente del voluntariado corporativo, el 43% de las empresas respondieron afirmativamente frente a la implementación de acciones de voluntariado las cuales, en los siguientes en un 85% de las empresas se desarrollan en horarios laborales, 87% cuentan con esquemas de comunicación y reporte, 77% están enmarcadas en políticas corporativas y 66% involucran a las familias de los empleados.

Así mismo, la inversión en nuevos negocios de alto impacto social registró un resultado importante, dado que, del total de empresas encuestadas, el 35% manifestó que adelanta acciones de este tipo. Esto significa un crecimiento de 12 puntos porcentuales respecto a la medición de 2019

De manera general, el principal grupo de interés hacia el cual se dirigieron los proyectos sociales en las empresas en 2021 fueron los empleados y sus familias (41%); seguido de niños, niñas y adolescentes (36%); población en situación de pobreza (35%); jóvenes (24%); mujeres (21%); primera infancia (18%); adulto mayor (14%); personas en condición de discapacidad (9%); minorías (8%); proveedores (5%); víctimas de la violencia (3%); migrantes (2%) y reintregrados de grupos al margen de la ley (2%).

Regiones

De igual forma, del total de empresas encuestadas, el 75 % expuso que desarrolla proyectos en la zona de influencia geográfica de sus operaciones y el alcance de estos proyectos es de nivel nacional, concentrándose en Antioquia (31%), Bogotá (30%), Valle del Cauca (22%) y Atlántico (18%), principalmente.

Respecto a Santander, de acuerdo con el estudio, el 13% de las empresas en la región desarrollan proyectos sociales.

De igual forma, del total de empresas encuestadas, el 75% expuso que desarrolla proyectos en la zona de influencia de sus operaciones. Además, ejecutan estas iniciativas en regiones como Antioquia (31%), Bogotá (30%), Valle del Cauca (22%) y Atlántico (18%), principalmente.

La Encuesta reflejó la alineación de las empresas con prácticas de valor compartido, donde existe un gana-gana e iniciativas con doble propósito. Es decir, mientras se mejoran las condiciones sociales, las compañías también reflejan beneficios, utilidades y un valor agregado para el negocio. De hecho, dentro de las motivaciones para adelantar este tipo de acciones, se desataca la preocupación por la justicia social y el desarrollo humano (49 %).

Agenda 2030

Adicionalmente, esta encuesta ahondó por primera vez la conexión del sector empresarial con la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible y se destaca que el 66 % de las empresas encuestadas sabe en qué consisten los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). El 86% está alineando sus acciones para la consecución de estos y del 14 % restante, la mayoría (60%), dice que tiene previsto hacerlo en el transcurso del próximo año.

“Los resultados evidencian cómo la filosofía del capitalismo consciente, promovida por la Andi, va tomando cada vez más fuerza en el país. Esto es muy significativo y muestra un cambio de pensamiento y de entendimiento sobre el rol que tienen las empresas en la sociedad. Además, las empresas demostraron que ser social es rentable, que están aumentando sus iniciativas de inclusión, evaluando sus proyectos sociales y trabajando por alinear sus estrategias a los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, concluyó Catalina Martínez, directora de la Fundación Andi.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Miguel Orlando Alguero

Periodista económico en Vanguardia. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. De La Guajira.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad