jueves 30 de agosto de 2012 - 6:43 PM

Aún no se define el futuro de Santurbán

En la audiencia pública realizada este jueves en Bucaramanga, la sociedad civil, organizaciones cívicas, autoridades ambientales y políticos expusieron las razones por las cuales se debe impedir la minería en el Páramo.

Pese a las exposiciones que hicieron diferentes actores sociales en las que se muestra la nefasta afectación que recibiría el ecosistema si se aprueban las licencias de explotación en la zona, y la  adversa situación que tendría que afrontar más de un millón de personas de Bucaramanga y el área metropolitana por cuenta de la contaminación y escasez de agua, aún no se concreta la declaratoria de parque regional natural, con la cual se podría frenar cualquier intento de incursión en el páramo para sustraer el oro que allí se encuentra.

 “Nosotros proponemos que haya un consenso entre los Consejos Directivos de la Cdmb, la CAS y Corponor para que se delimite la zona de páramo y se de una fecha concreta para la declaratoria de parque”, manifestó el funcionario de la Corporación Autónoma Regional de Norte de Santander, Sergio Iván Niño, quien además sostuvo que son los consejos directivos quienes tienen en sus manos dicha decisión, y aprovechó para explicar que en la extensión del páramo perteneciente a su departamento, ya se declaró un área de 12.428 hectáreas denominada Parque Regional Natural Sisavita y que están próximos a agregar unas 68 mil, las cuales quedarían protegidas contra una eventual explotación.

En el caso de Santander según el director de la Cdmb, Arley Anaya, todavía se está estudiando la posibilidad de declarar como parque regional tan sólo 11.089 hectáreas, de 22 mil que se habían proyectado algunos años atrás. 

“Desde mi llegada a la Corporación he estado atento de sacar adelante este proceso y ya se presentó al Consejo Directivo la propuesta y fue aceptada.  Estamos haciendo algunos ajustes técnicos con respecto a la línea de páramo, la próxima semana radicamos la propuesta en el Instituto von Humboldt y esperamos las sugerencias lo antes posible”, explicó Anaya, y agregó que luego del concepto del Instituto es necesario presentar nuevamente la propuesta ante el Consejo Directivo para que finalmente éste la apruebe.

Frente al cambio constante de área de declaratoria de parque por parte de la Cdmb, la directora del instituto Alexander von Humboldt, Brigitte Baptiste Ballera, dijo que “es lamentable que haya modificaciones sustanciales en las propuestas de conservación, porque las áreas protegidas corresponden es a objetivos de conservación.  Si hay una variación, entonces no hay una propuesta clara del mensaje de conservación que se le quiere dar a la comunidad”, además manifestó que es el Consejo Directivo de la Cdmb el que toma la decisión de si “adopta o no el área como protegida”. 

Entre tanto el senador del Polo Democrático Alternativo, Alexander López Maya, quien convocó la audiencia, manifestó que acoge la propuesta hecha por el funcionario de Corponor, pero que además “es necesario realizar un debate de control político en el Senado con respecto a este tema, y nos vamos a oponer con todo para que las concesiones solicitadas por Eco Oro, antes Greystar, y otras multinacionales, no se den en zonas de páramo”, acotó.

¿Por qué se dan títulos mineros en zonas de páramo?

Según el funcionario de Corponor, Sergio Iván Niño, “hay falta de articulación entre dos autoridades, el Ministerio de Ambiente y el de Minas, porque están trabajando de forma separada con intereses diferentes que generan choque, y no estamos brindándole la información a la comunidad que es la más afectada”.  Agregó que es necesario que Ingeominas presente qué títulos ha entregado y en qué lugares, para que la sociedad se entere y “de esa manera tomar acciones frente a lo ambiental”.

Por su parte, el senador López Maya subrayó que en el país hay un cartel de la corrupción que está entregando el territorio a las multinacionales a cambio de dinero, denunció además que “hay muchos funcionarios corruptos que hoy continúan en el Ministerio de Minas y en el del Medio Ambiente, entonces lo que nosotros vamos a probar es que esas licencias se entregaron de manera irregular y en ese sentido vamos a lograr que muchas de ellas se logren echar para atrás”, finalizó.

Consecuencias de la minería

Para el gerente de planeación y proyectos del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, Eliseo Osorio Suárez, las amenazas para el ecosistema son de grandes proporciones, porque “si no hay una suficiente delimitación de la zona de Páramo, habrán afectaciones a la flora, fauna y también al agua en su cantidad y calidad”.  Añadió que dicha explotación modificaría la función hidráulica subterránea y superficial, lo cual “cambiaría las condiciones de drenaje del líquido y nos impediría captarlo como hoy lo hacemos”.

“El páramo es un ecosistema muy sensible y en el caso de lo que se tenía planteado como minería subterránea la hidrogeología, cómo se comporta el agua subterráneamente, se alteraría. Las Cuencas se volverían más peligrosas con fenómenos de inundaciones y desastres, además el agua no la tendríamos de forma regulada y permanente y eso significa escasez”, explicó Niño.

También las microcuencas de los ríos Suratá y Tona se verían afectadas, teniendo en cuenta que se han entregado títulos para estas áreas.

¿Qué se puede hacer?

La sociedad cuenta con las audiencias públicas como mecanismo de participación ciudadana, en las cuales puede manifestar sus posiciones a favor o en contra de cualquier proyecto. 

El senador López Maya instó a la comunidad para que siga en la lucha y que si se convoca a una manifestación “todos los ciudadanos salgan, para que las voces no sólo se escuchen en la Casa de Nariño sino en todo el mundo,  porque las multinacionales no pueden pensar que por más plata que tengan, pueden seguir colonizando a Colombia”, puntualizó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad