sábado 01 de junio de 2019 - 12:00 AM

Cambio climático reduciría áreas para siembra de arroz

La falta de lluvias y altas temperaturas conllevan a que las regiones dejen de ser aptas para el desarrolo agrícola.

La Federación Nacional de Arroceros, Fedearroz, estima que el mercado local estaría bien abastecido con una siembra de 478 mil hectáreas en el 2019.

Aparte de lo anterior, no se tendría sobreoferta del grano, por lo que los precios se mantendrían estables sin perjudicar a los productores.

Hasta ahí, todo es normal; sin embargo, un estudio del Programa de Investigación de Cgiar en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (Ccafs), y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (Ciat), determinó que el área apta para el cultivo de arroz en Colombia podría reducirse significativamente en el 2050.

De 4 millones podrían quedar 1.8 millones de hectáreas; y solo servirían para el desarrollo de esa siembra, las valles de los ríos Cauca y Patía.

Lo anterior significa, que el país por efectos del cambio climático perdería el 60 de sus regiones con vocación para la siembra de arroz.

Temperatura y lluvias

Según Fabio Castro, autor principal de la investigación, “por ejemplo, la temperatura promedio anual para las áreas aptas a futuro será de 27°C; hay aproximadamente 0.7°C de diferencia respecto a la temperatura actual. Ahora bien, en cuanto a la precipitación acumulada anual, hay una diferencia de aproximadamente 300 mm, es decir que a futuro las zonas actualmente aptas para el cultivo tendrían 300 mm menos de disponibilidad de agua lluvia”.

En cuanto a los LLanos Orientales, una zona epicentro arrocero del país, se perderían aptitud arrocera, al punto que no es conveniente desarrollar programas del cereral en esas zonas.

Para el investigador, lo anterior “permite inferir que la aptitud de Colombia para el cultivo de arroz va a tener un cambio, por lo cual si se siguen usando las mismas prácticas tradicionales de siempre, quizás a futuro el cultivo no vaya a tener el mismo rendimiento o simplemente las variedades no se adapten”.

Desorden del clima

Estima que ante el apremio, deben haber modificaciones en la estructura agraria y los modelos que se implementan en la actualidad.

En su concepto, el aumento de temperaturas y cambios en la estacionalidad de las precipitaciones, han levado a que se tenga un desorden en el Bajo Cauca, Centro, Llanos Orientales, Santanderes y Costa Norte, estimadas las regiones productoras del cereal en el país.

la mitigación
Para los investigadores, el problema existe, pero sí se toman los correctivos de manera acelerada se podría bajar su impacto.
Consideran que se debe mejorar el manejo del agua o cultivar semillas de arroz más eficientes en el uso de la misma. También proponen que se trabaje con semillas tolerantes a altas temperaturas para reducir los impactos negativos del estrés térmico.
Estimaron que se desarrollan estrategias efectivas de adaptación o hay que cambiar de actividad agrícola.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad