jueves 08 de octubre de 2015 - 12:01 AM

Castigaremos a quien cruce la línea entre multinivel y pirámide

Si le ofrecen rendimientos exorbitantes, de más del 100%, por entrar a una estructura o le dicen que sólo ganará dinero si vincula a más personas a la organización, empiece a dudar, puede estar cayendo en una pirámide.
Escuchar este artículo

El superintendente de Sociedades, Francisco Reyes, durante su reciente visita a Bucaramanga, advirtió que los ciudadanos deben estar muy alerta ante la proliferación de las llamadas pirámides.

Para el funcionario, “la delgada línea que divide a los multiniveles de las pirámides es cada vez más difícil de reconocer”.

Entre la ingenuidad y la avaricia, este tipo de fraudes sigue tomando fuerza en el país.

Según el superintendente, la clave para que las personas detecten si un negocio como el que le ofrecen es una estructura piramidal, parte de saber si se gana dinero sólo por vincular gente a la organización.

“Vamos a ser severos y efectivos toda vez que encontremos que este tipo de estructuras estén defraudando a la gente”, agregó.

Ante esto, Reyes recordó el caso más famoso en Colombia en este tipo de fraudes, DMG.

Sin embargo, no todas las estructuras son fraudulentas. En el país, por decreto, los multiniveles están reglamentados.

Aunque las diferencias en ocasiones son difusas, es necesario que cada ciudadano las conozca, para que no sea estafado y no se convierta en cómplice de este ilícito.

Ya no son víctimas

Cuando se ‘cae’ alguna pirámide, es decir, cuando la organización fraudulenta ya no puede vincular a más gente y, por ende, no tiene cómo pagar ‘rendimientos’ tan jugosos, muchas personas acuden a los entes de control, como la Superfinanciera o la Supersociedades, en busca de ayuda.

El panorama no es fácil. Según la ley, participar en cualquier modalidad de captación ilegal de dinero, es decir, hacer parte de las pirámides es un delito que contempla hasta 10 años de cárcel, por lo tanto, los ‘asociados’ no son víctimas, sino cómplices de este fraude.

Aunque el Estado no puede impedir la voluntad de inversión de los particulares, la señales de estos fraudes parecen, en muchas ocasiones, muy claros y queda a juicio de cada persona decidir en qué invierte su dinero.

Antecedente en Santander

En marzo de 2014, Vanguardia Liberal ‘destapó’ junto a la Superintendencia de Sociedades la estructura piramidal Emgoldex, una estafa que, para la fecha, tenía más de 15 mil integrantes sólo en el departamento.

Esta operación ilegal de captación de recursos tenía como fachada la compra conjunta de oro en Dubai. Funcionarios de la Supersociedades hicieron contacto incluso con la embajada colombiana en Emiratos Árabes y nunca se encontró la supuesta compañía matriz.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad