miércoles 22 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Cifras de economía le apuntan al deseo

Para los analistas, los pronósticos económicos no están amarrados a los hechos y en esa condición, cualquier cifra puede saltar al escenario.

Por estos días, las cifras alrededor del comportamiento de la economía colombiana para el cierre del 2019, han sido abundantes; pero bastante dispares.

Muestra de lo anterior, aconteció con la Ocde en su informe semestral, al dar cuenta que habrá una aceleración del crecimiento de la economía en 2019 y 2020, al pronosticar 3,4% y el 3,6%, respectivamente (tras el 2,7% en 2018).

Se ampara en el impulso de las inversiones y bajos niveles de inflación; sin embargo, prevé un mayor déficit comercial por los malos datos en las exportaciones.

De otro lado, las cifras del Dane, para el cierre del primer trimestre de 2019, muestran que el PIB creció 2,8% anual, “levemente superior a nuestro pronóstico de 2,7%, pero inferior al promedio de las estimaciones de los analistas (3%), del Ministerio de Hacienda (3,3%) y del Banco de la República (3,2%)”.

Lea tambien: FMI asegura que Colombia crecerá 3,3% en 2019

La extracción petrolera (barril a US$72,15) fue sustancial, acompañada por la actividad de las aseguradoras para ese comportamiento.

Para el Emisor, la inflación se mantuvo cercana a la proyección del 3% y con unos los riesgos al alza bajos.

Solo proyecciones

A pesar de lo anterior, Aurelio Suárez Montoya, analista económico, político e internacional y consultor en áreas públicas y privadas, estimó que si se hace un recuento de los pronósticos económicos en los últimos años, ninguno acierta.

En su concepto, se vuelve una economía de predicción, y un vivo ejemplo fue la perspectiva de crecimiento del 2018 que se ubicó en 3,2%; pero cerró en 2,7%; igual aconteció en primer trimestre de 2019 cuando se dijo que se estaría por encima del 3% y se llegó al 2,8%.

“Acá lo importante es que el crecimiento del PIB en primer trimestre de 2019 fue inferior al segundo trimestre de 2018. No es un dato favorable y esa es la realidad”, agregó.

Suárez Montoya dijo que se habla de crecimiento, pero no se dice que la economía sigue manteniendo un déficit en sus cuentas externas del 4% de su PIB y una a la que el Comité de Regla Fiscal le tuvo que ampliar el cumplimiento del 2,4% del PIB a 2,7%.

Estimó que son proyecciones sin fundamento y alejadas de las realidades del país.

Fortalecer industria, el reto
Para Hernán Hernández Peñaloza, presidente ejecutivo de la Sociedad de Agricultores de Santander, SAS, y con asiento en la SAC, la directriz del país volvió a petrolizar la economía y de ahí, que se pueda tener un crecimiento.
Consideró que no puede pasar lo mismo que años anteriores donde el petróleo y carbón fueron los ejes del crecimiento; sin embargo, las movidas económicas fueron muy distintas a la de otros países que utilizaron esos recursos para estimular la industria, la agricultura y fortalecer la infraestructura.
“Entonces, cuando bajaron los precios del crudo, nosotros quedamos sin un agro e industria grande, y sin vías y conectividad. Para sostener ese crecimiento, el Estado comenzó a vender activos, tal y como se ha planteado ahora con la puesta a la venta de un porcentaje de Ecopetrol”, agregó. Hernández Peñaloza dijo que un país sin industria desarrollada no es sostenible en el largo plazo, máxime ahora, cuando todos competimos con todos por los mercados externos.
dato
Según la Ocde, en el país se amplió el agujero comercial, pues los flujos migratorios desde Venezuela están aumentando la demanda (4% en 2019 y 3,5 % en 2020).
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad