jueves 11 de junio de 2020 - 12:00 AM

Comercio de Bucaramanga y el área sigue su reactivación a pesar de las bajas ventas

Aunque el panorama aún no está despejado, los empresarios mantienen las esperanzas que la dinámica mejorará a medida que se reactive totalmente la economía.
Escuchar este artículo

No han sido días fácil, a pesar de que muchos sectores han iniciado su repertura, la reactivación económica va a paso lento.

Desde el primero de junio, en Santander retornaron a su vida productiva 20 centros comerciales, más de 40 mil comerciantes y 3 mil empleos, el 45% del que genera este sector.

De acuerdo con Alejandro Almeyda Camargo, director ejecutivo de Fenalco Santander, durante la primera semana de la reactivación gradual apenas ha funcionado un 40% de los locales y demás negocios, quienes aseguran que la ‘prueba piloto’ va por buen camino.

Se estima que más del 7% de la población del área metropolitana de Bucaramanga ha salido a las calles, lugares céntricos del comercio y Centros Comerciales.

En términos de ventas los resultados no son tan alentadores, según una encuesta económica de Fenalco, el 84% de los comerciantes afirma que las ventas en el marco de esta reapertura no han sido las esperadas. Este es un resultado preocupante, insiste Almeyda Camargo, “toda vez que los locatarios incurren en gastos de operación que son obligatorios y los ingresos no compensan estos gastos ejecutados”.

Martha Leyder Bautista, gerente del Centro Comercial Cañaveral y líder de la Mesa Sectorial de este sector, asegura que el tráfico de personas ha caído, no solo porque el aforo no puede ser superior al 30% sino por las medidas que se implementan para evitar más personas en las calles.

“Desde que abrimos el primero de junio, el comercio estuvo no solo entusiasmado por abrir sus puertas, también tomó las medidas de bioseguridad con los protocolos establecidos, pero hay limitaciones que no permiten operar completamente como el pico y cédula”, asegura que el tráfico de visitantes se ha reducido un 30%.

Lo que más angustia a los comerciantes son los tres puentes festivos que se avecinan, ya que entre el pico y cédula, y el toque de queda los fines habrán menos personas comprando.

En este sentido, se proyecta que en junio las ventas disminuyan en un 70%.

El alcalde Juan Carlos Cárdenas declaró que la flexibilidad en el pico y cédula se dará en la medida que se presenten menos aglomeraciones en sitios públicos.

Mantienen la esperanza

Aunque el panorama es difícil, los comerciantes mantienen las esperanzas en que la dinámica mejorará.

Los comerciantes se están organizando y en esa transición ha adoptado no solo las medidas de bioseguridad sino estrategias que les permitan que las personas vuelvan a comprar.

Otro sector que reinició sus labores fueron las ventas de vehículos y sector automotriz, el cual ha logrado el 25% de su meta en la comercialización de unidades.

Jorge Rueda, gerente general de Campesa y director de la Mesa Sectorial Automotriz de Fenalco Santander, afirma que “cada día más gente se interesa. Los canales digitales han sido clave en esta reactivación, principalmente por los contactos iniciales que se logran y el flujo de información que se logran. Sin embargo, las salas de ventas también han tenido acogidas, las personas van a las vitrinas, a sentir el producto y cerrar el negocio”, explicó Rueda.

La recuperación del 100% de este sector se alcanzaría al finalizar en el último trimestre del año. Según Rueda, en este periodo se tiene un 40% menos de las ventas logradas en el 2019.

En el caso de los talles de servicio automotriz, sector que se reactivó desde finales de mayo, están funcionando en un 60% de lo que era su operación normal.

Sin embargo, para algunas industrias la dinámica es opuesta, a pesar de estar operando desde hace algunas semanas. Este es el caso de los industriales del calzado, cuero y manufacturas, donde su productividad está frenadas debido a las bajas ventas en el comercio minorista.

Para ellos, fechas como los tres días sin IVA serían una oportunidad para que la dinámica en ventas mejore en estos tiempos.

Lo que pide Fenalco
Para mejorar las ventas, Fenalco pide que se ponga en consideración algunas restricciones que rigen actualmente en el departamento:
*Ampliación del horario de toque de queda el día sábado, que inicie a las 8:00 p.m.
*Derogar el pico y cédula el próximo 19 de junio correspondiente a uno de los tres días sin IVA, con el fin de facilitar que los consumidores adquieran los productos y servicios, y que el sector empresarial se vea beneficiado con la jornada.
*Permitir las compras presenciales los días domingos y festivos aplicándose un pico y cédula, según la fecha, en el horario de 10 a.m. a 7 p.m.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad