sábado 09 de febrero de 2019 - 12:00 AM

Consumo per cápita de huevo sube 252 unidades en 48 años

Para los expertos, la avicultura ha sido piedra angular en el desarrollo agropecuario de Santander y generadora de empleo en el campo.

La demanda de carne de pollo y huevo ha sido, literalmente, creciente desde el momento mismo en que nació esa industria en el país.

Cuando se miran las estadísticas de la Federación Nacional de Avicultores, Fenavi, el consumo de estos dos productos, con lugar preponderante en la canasta familiar de los colombianos, no ha parado de aumentar en los últimos 48 años.

Los datos dan cuenta que al cierre de 2018, el consumo per cápita anual de huevo fue de 294 unidades; es decir, 252 huevos más que la demanda que se tenía en 1970 (48 años atrás), cuando solo se llegaba a 42 unidades por persona al año.

En ese trasegar, la industria tuvo una sola caída del consumo y fue a partir de 1980 cuando estaba en 127 unidades. Dicha cifra que se volvió a recuperar en 1991; es decir, 12 años más tarde.

Lea también: Multinacional compró la empresa Campollo de Santander

En el 2002 vuelve a perder el consumo 8 unidades; sin embargo, a partir de esa fecha hasta el cierre del año anterior, el crecimiento ha sido ascendente y puede tener una media superior al 7%.

Datos del pollo

En cuando al consumo per cápita anual de carne de pollo, los datos de Fenavi dan cuenta que en 48 años el consumo per cápita anual aumentó 32,82 kilos , cifra obtenida al cierre del año anterior frente a 0,98 kilos que se tuvieron en 1970.

Cierre histórico

Una muestra de la fortaleza del sector se dio al término de 2018, cuando logro cifras históricas: la producción de huevo y de pollo llegó a 2.500.000 toneladas, lo que significó un crecimiento del 4,5% en relación con el 2017.

La producción de pollo se ubicó en 1.624.000 toneladas, 3,9% por encima de los datos de 2017. El huevo se llegó a 14.606 millones de unidades, representadas en 876 mil toneladas, con un crecimiento de 5,6%.

Para el 2019, los avicultores tienen proyectado seguir por la misma senda de crecimiento.

DÉcAdas de mejoramiento continuo en todos los sistemas
Desde hace varios años el pollo y huevo son las dos proteínas de origen animal más baratas del mercado en una economía inflacionaria. Ahí está la fortaleza del sector y lo que ha permitido crecimiento día a día. Para Jorge Alberto Quintero Serrano, presidente de la junta directiva de Fenavi, lo anterior tiene como soporte décadas de trabajo en mejoramiento genético, nuevas tecnologías, sanidad, alimentación y nutrición. Esos factores conllevan a una alta productividad que permite ofrecer un producto muy competitivo en el mercado y favorable para el consumidor final.
“Por ejemplo, hoy, una libra de carne bovina del corte más fino (lomito limpio) vale $15.000; mientras que la libra de pechuga tiene un valor de $7.000”, agregó.
El directivo dijo que la productividad del sector avícola del país, es una de los mejores del mundo.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad