miércoles 20 de enero de 2010 - 10:00 AM

Cosecha cafetera dejó pérdidas por $52 mil millones en Santander

Para los cafeteros de Santander, la cosecha de 2009 fue la peor de la década.

La producción se bajó sustancialmente y para rematar, el 20% de la cosecha que se corrió por falta de agua para enero y febrero de 2010 ya se perdió, pues el verano ha sido tan intenso que no permitió que las almendras cuajaran.

De acuerdo con Sergio Alberto Mantilla Suárez, director ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros, las pérdidas de los campesinos ascienden a $52.500 millones

La cuenta es sencilla: se dejaron de recolectar 150 mil sacos, es decir, 75 mil cargas, las cuales se habrían podido vender a $700.000 cada una.

'Santander produce el 5% de la cosecha nacional. Cuando se recolectaron 11 millones en 2008, nosotros aportamos 550.00 sacos; pero en 2009 solo se llegó a 8 millones en el país y nosotros estuvimos con 400 mil sacos de 60 kilos', agregó.

De acuerdo con Mantilla Suárez, la recolección se cayó el 28% frente a los años anteriores.

'Hay una situación muy delicada en las zonas de producción, pues la caja de los cafeteros en esta oportunidad, se descuadró', dijo el directivo.

Según el reporte de las oficinas cafeteras de Santander, desde hace mucho tiempo no se padecía un verano tan intenso en las zonas de producción cafetera, como el actual.


Y lo que viene

De acuerdo con Mantilla Suárez, como van las cosas lo peor está por venir.

Lo grave del asunto es que según el Ideam, la incidencia del Fenómeno del Niño y su temporada seca se extenderá hasta mitad de 2010.

'De llegar a suceder esa falta de agua estaremos afrontando dos graves situaciones que le propinarán un duro golpe a la productividad cafetera en Santander. Ya tenemos que hablar de la cosecha de 2010, la cual comienza a florear en marzo y abril, factor donde es fundamental el agua', sostuvo.

El otro agravante tiene que ver con la aplicación de fertilizantes, los cuales deben estar al lado de la planta terminada la cosecha.

'Para que actúen y sean absorbidos por la planta debe haber agua o de lo contrario esa labor se pierde o no se puede efectuar', sostuvo.

Y si no hay un plan de abonamiento, la cosecha se baja y la merma será mayor si se combina con la falta de agua.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad