domingo 26 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

Crisis de los contenedores chinos afecta a los textileros nacionales

La situación de escasez de estos materiales textileros se debe a la dependencia que existe de la materia prima de países asiáticos. Para los industriales, la solución está en incrementar la cosecha de algodón, ya que permitiría cubrir la demanda nacional.
Escuchar este artículo

Ana Arango es una prestigiosa diseñadora de moda colombiana, apasionada por este oficio que le ha traído reconocimiento nacional. Sin embargo, en estos momentos se enfrenta a uno de los momentos más difíciles en su trabajo: no tiene telas para diseñar.

Esta difícil situación la están viviendo cientos de empresarios del sector textilero por la crisis de contenedores que se vive en China.

De acuerdo con Franky Guevara Campos, vicepresidente de la Cámara Colombiana de las Confecciones capítulo Santander, debido a la reactivación económica mundial se generó una gran demanda de productos textiles y esto llevó a una congestión en los cinco puertos marítimos del país oriental.

Pero esta situación también llevó a un incremento en el flete a Colombia. Según Guevara Campos, pasaron de tener un costo de US$2.500 a US$14.000 por contenedor.

Esto ha disparado el precio del producto, que en el mediano plazo golpeará el bolsillo del consumidor final con prendas más caras.

Para el sector de las confecciones y textiles, esto los afecta frente a la importación de materia prima, ya que hay una dependencia frente a estos insumos que se producen en los países asiáticos. No obstante, los favorece con relación a los productos, ya que llegan menos prendas del exterior, particularmente de contrabando.

Arango asegura que su empresa ha estado buscando bases textiles, pero los proveedores dicen que se agotó. Según le informan, hasta febrero llegarían nuevamente estos insumos. “Hay muchas bases textiles agotadas en el mercado, cosa que no ocurría antes de la pandemia, especialmente en telas de línea”.

Para Guevara Campos la escasez de los materiales textileros que viven tantos empresarios colombianos en los últimos tiempos se debe a la dependencia que existe de la materia prima de países asiáticos. “Dejamos a un lado otras opciones que teníamos en la industria nacional”.

Además, empresarios de la industria como Arango aseveran que la alternativa de la importación de telas se hace porque no todas las bases que usan se producen aquí, como por ejemplo el algodón 100%, el lino natural y el rayón. “Las bases para sublimar casi todas son traídas de China, que son poliéster”.

Baja cosecha de algodón
La meta del gobierno de Iván Duque Márquez es alcanzar una producción de 50 mil hectáreas de algodón antes de finalizar su mandato.
Si bien la cosecha ha ido aumentando en los últimos años, está lejos a las cifras de hace 20 años y aún queda mucho camino por recorrer. En el 2018 la cosecha de algodón era de 10.300 hectáreas y para el 2019 llegó a 18.327. Sin embargo, en su mejor época se tuvo más de 300 mil hectáreas con algodón.
“Tenemos que retomar las banderas de la industria nacional. La industria textilera de Colombia era muy grande. Hace unos años 20 años era capaz de cubrir la demanda nacional, incluso para transportar a otros países; pero esto se ha reducido con la disminución de los cultivos de algodón, porque el gobierno no le siguió apostando a esta industria”, aseveró Guevara Campos.
Los retrasos de las telas importadas de China seguirán presentándose y los costos en los fletes se incrementarán, lo que llevará a que la producción pueda retrasarse. Sin embargo, lo que preocupa a los industriales es que esta situación pueda afectar el fin de año, una época donde se reactivan las ventas minoristas.
“Por ahora se ha reducido la utilidad del comercio y la industria, pero sí se verá reflejado más adelante, porque todo ha subido hasta un 100%, sobre todo algunos insumos”, reiteró Guevara Campos.
La industria sigue afectada por la falta de mano de obra calificada, lo que ha llevado a que muchas empresas deban doblar los turnos con el personal que tienen. A la fecha solo se han podido recuperar 350 trabajadores que estaban en otros oficios laborales de la informalidad. Sin embargo, cada día se incrementa la necesidad de más personas en el oficio.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Luisa Fernanda Ruiz Villamizar

Periodista de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro de Vanguardia desde 2009. En el 2016 empecé a cubrir la sección de Economía.

Desde estos espacios ha podido participar en trabajos premiados en Colombia y Santander como, Premio Departamental de Periodismo Económico de la Cámara de Comercio De Bucaramanga y Premio Periodismo Social, de Asocajas, en la categoría de Mejor Artículo de Prensa.

@lruiz07

lruiz@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad