viernes 20 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Doble calzada a Cúcuta ya presenta tropiezos

Discrepancias al interior de las sociedades concesionarias y problemas con la estructuración financiera, ponen en riesgo el megaproyecto de la doble calzada vial Bogotá - Cúcuta, que beneficiaría en gran medida a Santander.

Del grupo de cuatro concesiones privadas que había presentado el proyecto públicamente a finales del año pasado, quedaron dos.

Estas fueron las que presentaron la propuesta oficialmente al Gobierno el pasado 12 de febrero.

La obra que proyecta llevar a doble calzada (cuatro carriles con separador) las carreteras Zipaquirá – Barbosa; Barbosa – Tunja; Barbosa - Bucaramanga; así como Bucaramanga – Cúcuta y Lebrija – Barrancabermeja, sería emprendida por las firmas Concesión Vial Los Comuneros y Concesionario San Simón.

Las otras dos firmas, Autopistas de Santander S.A., Assa, y el concesionario que está a cargo del corredor Duitama – San Gil (asignado el pasado 20 de noviembre) se retiraron del proyecto.

La noticia, que fue dada a conocer por el ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, durante el foro sobre el impacto de la Hidroeléctrica del Río Sogamoso, fue confirmada por los representantes de dos de las firmas privadas.

De acuerdo con el ministro Gallego Henao, 'el proyecto mantiene el núcleo que son dos concesiones y se está buscando que las otras dos se adhieran'.

Sin embargo, Mauricio Benavides Artunduaga, gerente de la firma Assa, indicó que 'eventualmente lo que vamos a hacer es excluirnos dado que no estamos dentro de la zona total de influencia. Nos vinculamos a la concesión por tener esos tramos progresivos dentro del contrato (Lebrija – Barrancabermeja). Pero se puede pensar que la vía la deben hacer entre Los Comuneros y San Simón'.

'Equilibrio precario'

Por otra parte, el titular de la cartera de Transporte aseguró que el proyecto 'tiene equilibrio financiero precario', aunque se comprometió, una vez más, a sacarlo adelante.

Y es que, según confirmaron directivos de las firmas privadas a este medio, la megaobra que se tenía calculada en $3,8 billones, finalmente valdría aproximadamente $7 billones.

El representante de Assa señaló que, al parecer, insistirán ante el Gobierno para obtener el alcance progresivo de la concesión actual Zona Metropolitana de Bucaramanga, ZMB, que contempla la inclusión de los 90 kilómetros entre Lebrija y Barrancabermeja, los cuales quedarían excluidos de la megaconcesión.

Por ahora, el ministro Andrés Uriel Gallego, está a la espera del desarrollo de los documentos Conpes y Confis que ayuden a vislumbrar unos compromisos del Estado con la obra en materia económica para encontrar una salida a este escollo.

Serpa pide crear condiciones

El gobernador de Santander, Horacio Serpa Uribe, que ha sido uno de los impulsores del proyecto, le salió al paso a la problemática y pidió crear condiciones que faciliten el desarrollo de la megaobra.

'Ojalá no se desbarate porque sería una cosa que nos desilusionaría bastante. Lo que debemos es crear condiciones para que eso se saque adelante pues el proyecto tiene una trascendencia enorme para todos los santandereanos', expresó el mandatario seccional. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad