martes 10 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Empresarios le apuestan a curtiembre en Santander

La industria del calzado y de manufacturas de cuero, tendrá su propia planta proveedora de esta materia prima en el departamento.

Un grupo de empresarios privados trabaja de la mano del Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, con el propósito de montar una curtiembre que atienda la demanda de cuero en Santander.

En dos meses, una misión de empresarios productores viajará a la principal feria de insumos de Brasil, con el objetivo de iniciar contactos comerciales para conseguir los equipos necesarios para el montaje de la planta.

Cálculos iniciales estiman que montar la curtiembre tendría un costo aproximado de $40.000 millones, adoptando tecnología brasilera.

Uno de los empresarios que está en el grupo promotor del proyecto, Raúl Serrano de la fábrica Sueños Shoes, expresó que la región tiene necesidad de contar con cuero de mejor calidad.

'Los mejores cueros de Colombia los exportan y a nosotros nos dejan una calidad que está por debajo de lo que queremos. Eso podría cambiar si convencemos a los ganaderos de la región de que nos vendan los cueros para nuestra industria', explicó.

Menores costos


Actualmente, el cuero que se comercializa en el área metropolitana proviene de las curtiembres en Cundinamarca y Medellín, por lo cual se paga un sobrecosto de 25% aproximadamente en transportes e intermediación, según estimativos de la Asociación Colombiana de Industriales del Calzado, El Cuero y sus Manufacturas, Acicam en Santander.

La directora Regional del gremio, Nohora Rodríguez Chacón, señaló que 'la creación de una curtiembre ayudaría a contribuir con la cadena productiva del calzado y con el propósito de establecer el clúster del sector'.

La directiva señaló que actualmente en el área metropolitana operan 767 empresas de calzado registradas en la Cámara de Comercio, de las cuales un 30% trabaja directamente con el cuero y que podrían ser los clientes directos de la planta.

Por su parte, Diana Sandoval, de la fábrica de calzado Siuk, cree que tener una curtiembre en la región permitiría reducciones de por lo menos un 15% en el costo de cada decímetro de cuero, que se compra entre $450 y $1.200.

Habla el frigorífico

El gerente del Frigorífico Vijagual, Enrique Muñoz, manifestó que tiene la autorización para montar una curtiembre pero, dijo, hoy día todo el cuero que sale del sacrificio de ganado ya está vendido.

Sus propietarios son los ganaderos que, de antemano, ya tienen compromisos comerciales con las pieles que salen con destino a Bogotá, en su mayoría, señaló.

Para el empresario, sin duda el negocio de la curtiembre tendría mucho éxito en Santander, pero advirtió sobre las dificultades para su ubicación, que debe estar contemplada por el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, y está sujeta a las normas ambientales.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad