miércoles 30 de octubre de 2019 - 12:00 AM

En 2018, la economía santandereana creció 2,2%

Los sectores de servicios, industria, comercio, minas y agropecuario jalonaron el Producto Interno Bruto, en el 2018.
Escuchar este artículo

La economía de Santander sigue avanzando. En los últimos 13 años, entre 2005 y 2018, se multiplicó por 1,6 el volumen del Producto Interno Bruto, PIB, comparando las cifras entregada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, Dane y analizado en el informe del Observatorio de Competitividad de la Cámara de Comercio de Bucaramanga. El crecimiento promedio anual en este tiempo fue de 3,9%.

En el 2018, el PIB departamental se situó en 2,2%, con una participación del 6,5% en el PIB nacional. El departamento se ubicó como la quinta economía más alta del país.

“La economía de Santander tiene un porcentaje importante, y en la medida que se incrementa esa capacidad productiva será tener un rol preponderante”, aseguró Héctor Luis Romero, docente de la Escuela de Economía de la Universidad Industrial de Santander, UIS.

Lea también: Ahorro pensional llegó a $267,6 billones, a agosto

Para el experto, un crecimiento positivo arrastra la economía, es necesario crecer para cerrar las brechas, tanto en desempleo como en informalidad. Si crecemos, hay posibilidad de que se arrastre una población desfavorecida, exista acceso a un trabajo y una educación de calidad.

Los sectores que jalonaron

El departamento está dentro de las cinco economías más altas, superada por Antioquía, con 3,5%; Valle, con 3,1%; Atlántico, con 4,4%; y Bogotá, con 3%.

Los sectores de comercio e industria registraron una recuperación en su dinámica, logrando un crecimiento superior al 4%. Estos renglones fueron golpeados en periodos anteriores por una disminución en el consumo de los hogares y una menor actividad manufacturera en casi todas las líneas.

Por su parte, la construcción fue el único sector que decreció, especialmente en el rubro de edificaciones, categoría que también tuvo una reducción significativa en el ámbito nacional producida por menores incentivos para la construcción de vivienda No VIS y por una baja en la disposición de la población para compra vivienda.

Romero afirmó que los estímulos que el gobierno tenía hacia el sector fueron claves para su dinámica; sin embargo al suspenderse hubo una corrección en el mercado y una desaceleración de los precios de vivienda.

$!En 2018, la economía santandereana creció 2,2%
título recuadro
El reto de Santander, precisó Romero, es que sus bienes y servicios tengan un posicionamiento al exterior. Se debe dejar de pensar en un mercado colombiano, una visión más amplia, en esta medida será posible crecer a tasas superiores, tenemos que ser competitivos con buenos precios, eso es lo que deben concentrar las ideas los nuevos mandatarios al aparato productivo local.
Para que Santander alcance crecimientos sostenidos en su PIB superiores al 4% durante los próximos años, el informe de la CCB dice que se tendrá que seguir avanzando en frentes como infraestructura, pertinencia de la educación e innovación en la actividad empresarial, para que la producción local tenga mayor impacto en otros mercados.
dato
El crecimiento promedio anual en Santander para estos últimos 14 años fue de 3,9%, de acuerdo con el Observatorio de competitividad de la CCB.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad