viernes 30 de abril de 2021 - 12:00 AM

En 2020, el 46,1% de los bumangueses estaba en pobreza monetaria

En Santander hubo 817.841 hogares en situación de pobreza monetaria, de los cuales 509.177 se concentraban en Bucaramanga; mientras que 276.721 estaban en pobreza monetaria extrema, donde 181.044 se ubicaban en la ciudad, según el Dane.
Escuchar este artículo

La pandemia dejó al descubierto la situación económica de las familias. En Bucaramanga, por cada 100 hogares, aproximadamente 46 estaban en condición de pobreza monetaria y 16 en pobreza extrema monetaria, es decir, no tenían ingresos mensuales para poder comer, más el pago de servicios públicos y esenciales.

De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, Dane, en el 2020, el 46,1% de los hogares en Bucaramanga y su área metropolitana estaban en pobreza monetaria, lo cual significó un incremento de 14,7 puntos porcentuales (pps) frente al año anterior, y el 16,4% en pobreza monetaria extrema, 11,8 pps por encima que en el año anterior.

Héctor Julio Fuentes Durán, consultor investigador económico del Instituto de Estudios Interdisciplinarios y Acción Estratégica para el Desarrollo, de la Universidad Industrial de Santander, aunque estos resultados se deben correlacionar con la alta informalidad, sin duda el mayor impacto es por el COVID.

En un contexto departamental, el 38,8% de los hogares estaban en pobreza monetaria y el 13,1% en extrema. Lo anterior significó un aumento de 7,7 pps y 7,6 pps respectivamente.

Más hogares

sin ingresos

Durante el 2020, en Santander hubo 276.721 familias en pobreza monetaria extrema, con relación al 2019 al menos 160.912 hogares más entraron a esta condición. De este total, 181.044 estaban ubicados en Bucaramanga y su área metropolitana, dio a conocer el Dane.

Por su parte, 817.841 hogares del departamento estuvieron en situación de pobreza monetaria, esto significó que, en el último año, 164.846 más pasaron a este estado. Al menos 797.114 se concentraban en la capital santandereana.

Para Fuentes Durán, esto deja al descubierto una mala gestión del manejo de la pobreza en el área metropolitana de Bucaramanga, ausencia de impacto de las inversiones o pocos programas orientados a atacar esta condición.

Es importante destacar que para el Dane, un hogar de la capital santandereana que tuviera un ingreso per cápita por debajo de $184.632 fue considerado en pobreza extrema monetaria y en pobreza monetaria si sus ingresos eran inferiores a $453.611.

“Existe necesidad de priorizar el tema de pobreza y empleo en la agenda pública de los gobernantes y en las prioridades del sector empresarial y académico. Una ciudad donde crece la pobreza no puede ser competitiva, atractiva ni sostenible; se impulsa la violencia, la inseguridad y se reduce el mercado vía demanda”, precisó el experto.

De otro lado, Manizales y Medellín presentaron las menores incidencias de pobreza monetaria en el país en 2020, con 32,4% y 32,9, respectivamente.

$!En 2020, el 46,1% de los bumangueses estaba en pobreza monetaria
$!En 2020, el 46,1% de los bumangueses estaba en pobreza monetaria
Más pobreza en el país
En el país la situación no es más alentadora. El año pasado el 42,5% de los colombianos se encontraba en condición de pobreza monetaria, mientras que el 15,1% en pobreza monetaria extrema, lo cual representó un aumento de 6,8 pps y 5,5 pps frente a 2019, respectivamente.
A nivel nacional, un total de 21 millones de personas se encontraban en situación de pobreza monetaria en 2020, frente a los 17,5 millones presentadas en 2019. Esto es una diferencia de 3,6 millones de personas que ingresaron a la pobreza monetaria.
Entre tanto, más de 2,78 millones de colombianos ingresaron a la situación de pobreza extrema en 2020, pues la cifra pasó de ser de 4,68 millones en 2019 a 7,47 millones de personas el año pasado.
“Acá las ayudas monetarias que se tengan por parte del Gobierno deben apostar a que la desigualdad cambie. Supongamos que las ayudas que se tuvieron el año pasado por problemas de la pandemia no hubieran llegado a la población de ingresos bajos, en ese caso la pobreza monetaria no hubiera sido 42,5% sino 47%, estimó el Dane”, aseveró Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad