jueves 15 de octubre de 2020 - 12:00 AM

En septiembre, el gasto de los hogares en Bucaramanga creció 0,6%

Una mayor generación de empleo y una mejor dinámica del crédito impulsó el gasto de los hogares colombianos durante septiembre pasado.
Escuchar este artículo

Aunque la pandemia del COVID-19 sigue latente, gran parte de la economía nacional se ha reactivado y con ello, el gasto de los hogares.

De acuerdo con la consultora Raddar, septiembre fue un buen mes en lo que respecta al consumo de las familias. En este mes, el gasto mensual de las familias colombianas fue de $53.9 billones, el 2,34% más que en el mismo mes del 2019, cuando creció 0,37%. Sólo en Bucaramanga, el indicador subió 0,6%.

Frente a agosto, el crecimiento es mayor al promedio esperado, causando una buena dinámica para este mes, como consecuencia de una mayor generación de empleo y una mejor dinámica del crédito, aclaró Camilo Herrera, director de Raddar.

“La estructura de gasto de septiembre de 2020, ya es muy parecida a la de 2019, lo que muestra que “la nueva normalidad”, es muy parecida a la anterior”, destacó la consultora.

Otro aspecto que reveló el informe fue que la colocación crediticia cayó -24.6% frente a septiembre del año pasado en pesos corrientes, con una caída de -8,8% de la colocación de tarjetas de crédito; más, en septiembre de 2019, la colocación de créditos crecía al 30,3%.

“La colocación crediticia sigue en terreno negativo, pero con una tendencia positiva. Esto va en línea con menor crecimiento de servicio de deuda, que es un ligero alivio en la estructura del gasto de los hogares, que también se ha visto beneficiada por una menor inflación y un aumento entre del 5% y 6% de los salarios; evidentemente, en muchos hogares (cerca del 35%), han tenido una caída de ingresos muy fuerte, y no se ven beneficiados por esto”, señaló el informe.

En las dos fases del aislamiento, se puede evidenciar la caída en el gasto de los hogares, concentrada en semidurables, durables, servicios, centros comerciales, moda, entretenimiento y transporte.

Raddar advierte que, si se da un nuevo aislamiento, podría caer en los meses de noviembre y diciembre, con un impacto mucho más alto en industria y comercio, por la temporada de Navidad.

Además, prevén que la llegada del fenómeno de La Niña (lluvias, inundaciones y derrumbes), que afectaran la logística, los precios y aumentará las enfermedades respiratorias, al mismo tiempo que el COVID-19.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad